La cruda fotografía que muestra el alcance de las heridas de Tony Iommi: «La mano de la perdición»

Pablo Baule

El mítico guitarrista de Black Sabbath sufrió un extraño accidente durante su adolescencia, en el que perdió parte de dos de sus dedos

Hace unos días, el pasado 19 de febrero, celebrábamos el 73 cumpleaños de una de las grandes estrellas de la música: Tony Iommi. Y, aprovechando el festejo del mítico guitarrista de Black Sabbath, hablábamos sobre el gran mérito que tiene tocar un instrumento con el nivel de excelencia que lo hace Tony, pero con el conocido problema que sufre en los dedos. Recordamos que, durante su adolescencia, el músico sufrió un extraño accidente en el que perdió parte de dos de sus dedos.

Desde entonces, el artista toca con prótesis en sus dedos, pero pocas veces habíamos podido ver de forma tan nítida el estado actual de sus manos. Lo hemos descubierto gracias al Twitter de Black Sabbath, en el que han colgado una imagen acompañada del siguiente texto: «Hand of Doom (La mano de la perdición)«.

La publicación ha recibido el cariño de todos los seguidores de la banda, que no han dudado en dedicar mensajes de ánimo y admiración hacia Tony. Además, ha generado un movimiento en el que otras muchas personas han agradecido el gesto, recibiendo con esperanza que una persona con esas lesiones haya podido alcanzar el grado de excelencia del guitarrista.

¿Cómo fue el accidente de Tony?

El tema ha sido abordado por Tony Iommi en más de una ocasión. Todo sucedió durante su adolescencia, cuando el músico trabajaba en una fábrica. “Había avisado de que dejaba la fábrica porque quería hacerme profesional y salir de gira por Europa con una banda. Había hecho una audición con ellos, les gusté y estaba a punto de irme, lo cual hubiera sido mi primera vez. Estaba realmente emocionado”, recordaba Tony.

Sin embargo, aún le quedaba un último turno en la fábrica, donde soldaba hojas de metal. Sin embargo, la persona que estaba a cargo de la máquina que las cortaba no se había presentado, aquel día, a trabajar. “Me dijeron que tenía que ir a encargarme yo de la máquina porque nadie más podía hacerlo. Así que, según estaba empujando el metal en la prensa, la máquina cayó sobre mi mano, y, en la acción de quitarla rápidamente, me arranque la punta de los dedos de cuajo”, rememoraba el músico.

«Fui al hospital y me cortaron los huesos y luego me dijeron: ‘Más vale que te olvides de tocar’. Dios, estaba muy afectado. No aceptaba que no hubiera alguna forma de evitarlo, que no pudiera tocar», relataba el artista. Sin duda alguna, una historia de superación personal que debe servir de ejemplo para todas aquellas personas que estén pasando por un momento parecido.

La cruda fotografía que muestra el alcance de las heridas de Tony Iommi: La mano de la perdición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Los objetos más extraños que han volado hacia un escenario

Desde balas hasta animales muertos han salido del público hacia […]