Los objetos más extraños que han volado hacia un escenario

Pablo Baule

Desde balas hasta animales muertos han salido del público hacia los propios artistas

Ser estrella del rock puede considerarse deporte de riesgo en algunos momentos, sobre todo cuando te lanzan objetos al escenario. Bruce Dickinson de Iron Maiden cuenta que en sus actuaciones «ha llovido munición real, rodamientos de bolas, monedas, carteras, gafas de sol, sujetadores, bragas, camisetas, banderas, hamburguesas, latas de cervezas, botellas de orina y cientos y cientos de zapatos…» O el tan conocido caso de Ozzy Osbourne que recibió un murciélago muerto (que después decapito). Por todos estos casos, aquí tenéis 4 objetos que ningún artista esperaba recibir en medio de una canción.

Jeringas con sangre

Ya que hemos puesto a Iron Maiden en la introducción, vamos a mencionar uno de sus momentos más insólitos encima de un escenario. En la biografía de Bruce Dickinson «Para qué sirve este botón» cuenta como empezó a ver jeringuillas llenas de sangre en el borde del escenario durante un concierto en Portugal. Pero como hemos dicho antes, el grupo ha tenido que soportar barbaridades de todos los colores y sabores.

Sillas voladoras

Los Rolling Stones son uno de esos grupos que han sufrido de casi todo encima de un escenario. Cientos de conciertos donde los fans se agolpan por ver a Mick, Keith y compañía hacen que ocurran cosas como estas. Durante un show en Marsella un fan pensó que era buena idea lanzar una silla a Mick Jagger mientras este estaba en medio de una canción. La silla le hizo un corte en la cabeza y tuvo que irse directo al hospital donde le pusieron 8 puntos de sutura. Al día siguiente dieron dos conciertos en Lyon donde el vocalista iba con una venda en la cabeza después del inésperado sillas

Piruletas

Una piruleta puede parecer un objeto innofensivo hasta que se te clava en el ojo. Esto le ocurrió a David Bowie durante un concierto en Noruega en el año 2004, donde alguien del público tuvo la asombrosa puntería de lanzar esta chuchería y clavarla en el ojo del cantante. Seguro que muchos pensáis que puede ser la causa de que Bowie tenga un ojo de cada color, pero eso se debe a una pelea con un amigo cuando era niño.

Apedreado

Para terminar esta lista traemos a Chad Kroeger, del cual siempre se ha cuestionado su condición de ‘rockero’. Y fue en un concierto de Portugal , otra vez, donde decidieron lanzarle piedras al cantande de Nickelback. Evidentemente Kroeger se enfadó por esta conducta y decidió abandonar el escenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

07 de marzo de 2016

Tras una serie de exámenes médicos, los doctores advirtieron a […]