Así era en realidad trabajar con Ronnie James Dio: “Bandas como Van Halen se lo pasaban mejor”.

Vivian Campbell, muy joven en la época en la que comenzó a trabajar con Dio, recuerda su proceso juntos

Vivian Campbell ha recordado cómo fue trabajar con Ronnie James Dio en el álbum ‘Last In Line’, explicando todo lo que aprendió del artista, así como los pros y los contras de trabajar con la leyenda… sobre todo porque había quien se lo pasaba mucho mejor que su bnada.

Campbell, que apenas tenía experiencia al entrar en la banda de Ronnie James Dio, se juntó con un veterano que, aunque no lo sepas, llevaba grabando canciones desde antes de que Los Beatles comenzaran su carrera. Esto, por supuesto, le vino como anillo al dedo, porque aprendió el oficio de la mano de uno de los mejores de todos los tiempos.

Así lo cuenta Campbell en una entrevista con Guitar World (vía Ultimate Guitar): «Ronnie me dio muy buenos consejos sobre cómo construir un solo de guitarra con líneas memorables y no tocar en exceso. Agradecí esa orientación; si me hubieran dejado a mi aire, habría sido un caso de cuántas putas notas podía meter. [Risas]»

La ética de trabajo

Eso sí, trabajar con Dio, al menos en ‘Last In Line’ no iba de los excesos del rock and roll ni mucho menos, sino de dejarse la piel en hacer la mejor música posible: «Nos alojábamos en el rancho Caribou durante las sesiones y comíamos juntos en un comedor. Era un ambiente de concentración que nos permitió hacer un gran trabajo creativo».

Y así fue, porque todo lo que compusieron, o al menos la mayoría de ello, fue un esfuerzio colaborativo. Hablemos por ejemplo, del himno que abre el disco, “We Rock”: «Vinny tenía un ritmo, Ronnie tarareó un poco la melodía, yo elaboré los acordes y el riff y nos pusimos en marcha en un santiamén».

Eso sí, no todos los miembros de la banda aparecen en los créditos de cada canción. En el caso de Campbell, su nombre aparece en seis de ellos, más que Jimmi Bain (bajista, cinco) y Vinny Appice (batería, cuatro). Sin embargo, en “We Rock” su nombre no está por ninguna parte.

«Como era típico en Ronnie, no me sorprendió ver que no me daban ningún crédito como compositor. Por aquel entonces tenía veintipocos años y me daba mucha vergüenza pedir lo que me correspondía«.

MUCHO TRABAJO, POCA DIVERSIÓN

Eso sí, trabajar con Dio era algo serio, así que, como buena gente con la cabeza muy bien puesta, la fiesta entre los miembros de la banda brillaba por su ausencia: «Como yo era mucho más joven que Ronnie, miraba a grupos como Ratt, Van Halen y Dokken y pensaba que parecían mucho más sueltos y se divertían más que nosotros».

«No se tomaban a sí mismos tan en serio como Ronnie, que estaba enraizado en el heavy metal clásico de los setenta. Pensaba que estábamos un poco desfasados en aquella época. En nuestra primera sesión de fotos, Ronnie me preguntó por qué sonreía… y luego me dijo que no lo hiciera». [Risas]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *