Bruce Dickinson (Iron Maiden) da su verdadera opinión de Paul Di’Anno: “No tenía flexibilidad en la voz”.

El cantante de Iron Maiden no era precisamente muy fan de su predecesor.

En una nueva entrevista con la revista Record Collector (vía Blabbermouth.net), Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden, ha hablado sobre su primer encuentro con la banda y ha dado su sincera opinión sobre su predecesor, Paul Di’Anno.

«La primera vez que vi a Maiden fue en el entonces Music Machine de Camden. Samson [la banda de Bruce por aquel entonces] era cabeza de cartel porque nuestro manager había financiado el concierto y dijo: ‘Queremos el primer puesto’, aunque realmente no lo merecíamos. Eso se hizo evidente cuando apareció Maiden, porque todo el recinto se quedó abarrotado. Había oído rumores sobre lo buenos que eran y pensé que sería mejor verlos. Cuando salieron, pensé: ‘Nunca he visto a Deep Purple, pero esto es lo que se debía sentir al ver a Deep Purple en su mejor momento, rockeando como una tormenta‘».

Sea como fuere, la pregunta más morbosa vino a continuación, cuando Dickinson se sinceró sobre lo que pensó de su predecesor, Paul Di’Anno, al verle: «Estaba bien, pero no tenía mucha flexibilidad en la voz. Pensé que su voz no podía llegar más lejos. Enseguida vi de lo que era capaz el resto de la banda y recuerdo que pensé: ‘Dios mío, me encantaría liderar esa banda’. Y en cuanto terminaron de tocar, todo el mundo en el local se marchó y fuimos cabezas de cartel frente a unas tres personas«.

¿Y qué piensa Di’Anno de Dickinson?

El año pasado, en una entrevista con Línea Rock, Di’Anno dio su opinión sobre Bruce, mucho más positiva que la que tiene el inglés de él:

Creo que Bruce es un cantante maravilloso. Y esto es lo que la gente no reconoce. Y es que Bruce Dickinson es uno de los cantantes más importantes de la música, no sólo del metal, sino de la música, porque ha influido en mucha gente de diferentes géneros que escuchaban a Maiden. El metal era la música más importante del mundo cuando surgió Maiden. Así que es algo diferente”, comenzaba diciendo el artista.

Paul es una leyenda. Él empezó. Su voz es tan distintiva, y cuenta su propia historia de ira y frustración. Y hay algo maravilloso y rico emocionalmente en la interpretación de Paul”, continuó Blaze.

Cuando llegas a la era Blaze, llega la era progresiva de Iron Maiden. Y así, las cosas se toman su tiempo un poco. Y son más oscuras – mucho más oscuras. Así que… creo que mi era y cómo seré recordado, mi lugar en Iron Maiden es de los tiempos oscuros y las emociones profundas y de una lucha y un renacimiento. Eso es a lo que nos enfrentábamos”, añadía el cantante.

Estábamos en Italia tocando para 10.000 personas cada noche. En el Reino Unido, las revistas decían que Iron Maiden estaba muerto. Es una época frustrante: ‘Grunge, esa es la música, tío. El heavy metal ha muerto’. Esto es lo que pasó cuando yo estaba en Iron Maiden”, recordaba Bayley.

EMI vendió todas las fábricas que hacían los discos. Era sólo oscuridad. Y dijimos: ‘Si los fans están ahí, nosotros estamos ahí.’ Y los fans se quedaron con nosotros. Se quedaron conmigo. Me dieron una oportunidad. Fui muy afortunado. Estaba viviendo mi sueño. Los aficionados me abrieron sus corazones. ¿Cómo es este tipo? ¿Quién es éste? Veamos cómo es’. Y todos me dieron una oportunidad”, agradecía el exmiembro de Iron Maiden.

Así que creo que eso será todo. Pero la historia de Iron Maiden no está terminada y aún no está escrita. Así que ya veremos. Veremos cuando la leyenda esté completa, cuál es mi lugar”, terminaba detallando Bayley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *