Bruce Dickinson: “Si volviera a vivir mi vida, seguiría dejando Iron Maiden”.

2 minutos de lectura

El cantante de Iron Maiden se sincera sobre sus decisiones profesionales

Bruce Dickinson ha tomado muchas importantes decisiones a lo largo de su vida y no se arrepiente de ninguna, ni siquiera de haber dejado Iron Maiden en los ’90. Aunque, eso sí, el vocalista sí que gestionaría la sitiuación con una perspectiva distinta.

Como puede que sepas, Dickinson dejó el grupo en 1993, comenzando una carrera en solitario que dura hasta nuestros días, eso sí, sin olvidarnos de que el cantante decidió regresar al conjunto inglés en 1999.

En una nueva entrevista con Classic Rock, el legendario cantante ha sido preguntado sobre si volvería a dejar el grupo si tuviera la oportunidad de revivir aquel momento de su vida: «Lo habría hecho, sí«, afirma. «No lo habría cambiado, pero lo habría hecho mejor. Habría tenido un plan».

Dickinson reconoce que su salida del grupo fue una «decisión impulsiva«: «Me di cuenta de que Iron Maiden estaba haciendo lo suyo y no había nada que nadie pudiera hacer para cambiar su trayectoria. En ese momento, estaba sentado haciendo lo que acabó siendo mi segundo álbum en solitario, ‘Balls To Picasso’, y me di cuenta de que no tenía mucha idea de qué hacer fuera de Iron Maiden».

Bruce afirma que fue «un shock» descubrir que se sentía prisionero en la banda que le hizo famoso. «Pensé: ‘¿Qué hago al respecto? Tomé la decisión de que o me quedaba… para el resto de mi vida, o tenía que irme».

Dickinson continuó diciendo que no habría sido feliz tratando de comenzar una carrera en solitario mientras también estaba al frente de Maiden. «Entonces estaba en un estado de limbo«, afirma. «Pensé: ‘Tengo que dejarlo, porque si no… nadie se lo va a tomar en serio. Simplemente dirán: ‘Oh, bendita sea su cabecita puntiaguda, es su pequeño proyecto paralelo‘».

Un tipo especial

Según Bruce Dickinson, su nuevo disco, ‘The Mandrake Project‘, supone la oportunidad de cantar temas diseñados a la medida de su voz, explicando también que cantar los temas compuestos por Steve Harris, bajista y líder de Maiden, no es una tarea fácil.

«Yo… me siento muy orgulloso de poder poner voz a los riffs de Steve», dijo. «No hay mucha gente que pueda hacerlo. Sin embargo, nunca he podido entender por qué les mete palabras tan difíciles. Un día estuvimos charlando y se me ocurrió: la letra sigue al bajo y a la batería”.

«Intenté explicárselo desde el principio: ‘Mira, Steve, voy a perder los piños intentando cantar esto’… Nunca pensé que sería capaz de cantar ‘Alexander The Great’ cuando la oí por primera vez, pero salió bien».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *