Bruce Springsteen sufre su más dura pérdida: “Qué orgullosa y feliz parecías”.

El legendario artista de Nueva Jersey pierde a una de sus familares más queridas

Bruce Springsteen ha anunciado que, el pasado miércoles 31 de enero, perdió a su madre. En sus redes sociales, el de Nueva Jersey compartió un clip de ambos bailando con la canción “In The Mood” de Glenn Miller y compartiendo un beso y un abrazo.

En texto inferior, Springsteen comparía la letra de su canción “The Wish”, en la que habla de su juventud y de su relación con su madre: «Recuerdo que por la mañana mamá oía sonar tu despertador / me tumbaba en la cama y te escuchaba prepararte para ir a trabajar / el sonido de tu estuche de maquillaje sobre el lavabo / y las señoras de la oficina todo pintalabios / perfume y faldas crujiendo / qué orgullosa y feliz parecías siempre volviendo a casa del trabajo».

«No es una llamada telefónica el domingo / flores o una tarjeta del Día de la Madre / No es una casa en la colina con un jardín y un bonito patio / Tengo mi bólido en Bond Street / Soy mayor pero me reconocerás en un vistazo / Encontraremos un pequeño bar de rock ‘n roll / y saldremos a bailar»

Una lucha contra el olvido

Adele Springsteen, nacida en 1925, llevaba luchando contra el Alzheimer desde hacía más de una década, tal y como el mismo Bruce desveló sobre el escenario en 2021. En aquel momento, Springsteen explicó que su madre aún podía reconocerle, aunque no podía ni hablar ni alimentarse sola.

«No puede hablar. No puede estar de pie. No puede comer. Pero cuando me ve, siempre tiene una sonrisa. Todavía una sonrisa. Y todavía hay un beso«, dijo Springsteen, según Today. «Y hay un sonido que hace cuando me ve. Es sólo un sonido, pero sé que significa ‘Te quiero‘».

«Y cuando pongo Glenn Miller y ella empieza a moverse en su silla -lo hace, lo hace- empieza a buscarme para que la coja en mis brazos una vez más y baile con ella por la pista».

Adele Springsteen fue la cabeza de familia, llevando siempre el pan a la mesa, durante la infancia y juventud del artista. Fue, además la que le compró su primera guitarra y le apoyó en su deseo de dedicarse a la música.

Uno de los momentos más emblemáticos de Adele Springsteen sobre el escenario fue, cuando, en 2013, bailó, en pleno concierto, el “Dancing in the Dark” junto a su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *