Chris Cornell (Soundgarden) y las molestas comparaciones con Robert Plant (Led Zeppelin): «Una puta camiseta».

3 minutos de lectura

El frontman de Soundgarden estaba realmente preocupado de que le equipararan con el frontman de Led Zeppelin

Cuando eres brillante, siempre habrá quien te compare con otros. Aunque a primera vista no se parecieran en casi nada, lo cierto es que, en su momento, a Chris Cornell, difunto cantante de Soundgarden, se le solía comparar con el cantante de Led Zeppelin, Robert Plant. Ahora, el cantante de Monster Magnet, Dave Wyndorf, ha recordado qué fue lo que le aconsejó a Cornell para que dejaran de equipararle con el cantante de “Stairway to Heaven”.

En una nueva charla con Ultimate Guitar, Wyndorf recuerda lo siguiente sobre Cornell y sus primeros pasos: “Lo que recuerdo es que Chris era como un frontman mesiánico. Como de la vieja escuela. Aunque lo hacía… no con un guiño, sino casi a regañadientes. Lo hacía atléticamente. Era como un ‘tipo sin camisa’. Y por eso no podía creer que viniera y se quejara: ‘Oh… esta gente me mira como si fuera una especie de Robert Plant o algo así'».

Entonces Wyndorf le ofreció una solución de lo más sencilla: «Recuerdo que le dije: ‘Tío, ¿por qué no te pones la puta camiseta? Estás enviando señales’. Cuando sales con un micro en la mano y miras al techo sin camiseta, parece que intentas ser Robert Plant. No lo entendieron. Pero creo que él intentaba jugar con eso».

Lo cierto es que, según el cantante de Monster Magnet, Cornell lo pasó muy mal, en aquella época, al no parar de darle vueltas al temor de que los fans y la prensa le percibieran de forma equivocada: «Todo lo que sé es que recuerdo haber tenido una conversación con él una vez -era un tipo súper simpático- y que estaba hablando de eso. Y yo le dije: ‘Pasa de una puta vez. ¿Estás loco? Si me pareciera a ti y sonara como tú… ¡ya tendría plataformas construidas!’. A nadie le importa tanto como crees. Te quieren así. No les importa. Y la gente lista se dará cuenta de que te diviertes, la gente tonta y la que se cree lista se quedará con la prensa actual, que decía: ‘Que te jodan si ganas dinero o si te diviertes'».

Aún con todo, Wyndorf recuerda a los miembros de Soundgarden con gran cariño: «Ben Shepherd era un maníaco, parecía Spiderman en el escenario, dando saltos y arrastrando el bajo por el suelo. Y Chris estaba increíble y hacía saltaba del escenario cada noche. El público era el más generoso con un cantante que jamás he visto: lo llevaban flotando por el público hasta el fondo de los teatros, subiendo y bajando escaleras. Parecía Jesucristo. Yo pensaba: ‘Esto es increíble’. Sonaba fantástico. Kim Thayil estaba a lo suyo, volando. Y Matt Cameron es uno de los mejores baterías que he visto. Todo estaba ahí. Era rock de verdad. Iban a por todas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *