Cuando Bruce Dickinson (Iron Maiden) descargó su furia contra el hair metal: “Es una basura y no lo respeto».

El cantante de Iron Maiden cargó contra las bandas del Sunset Strip en 1990

No cabe duda de que la escena del Sunset Strip de Los Ángeles en 1980 nos dejó más de una banda legendaria. No podemos olvidarnos de grupos como Mötley Crüe, Quiet Riot o W.A.S.P., que nos dejaron grandes himnos y, también, unas cuantas anécdotas. Esa última parte, la del descontrol, las drogas y el sexo enfocado de una forma patológica, hizo, en muchas ocasiones, que la música pasara a un segundo plano.

Esto es algo que, en 1990, cuando abandonó Iron Maiden, molestó mucho al inglés Bruce Dickinson, procedente de una corriente musical que, pese a también ser dura, era totalmente distinta. Quizás por eso, su primer single en solitario fue “Tattooed Millionaire”, un tema que cargaba contra los “chicos tatuados con juguetes caros, que viven en una burbuja de pecado» y que estaban «en la calle» (“out on the strip”). El videoclip, que tienes a continuación, hacía aún más evidente a quién estaba haciendo referencia el tema.

En una entrevista de aquel año, con Hard ‘N’ Heavy (vía Louder Sound), el cantante explicó el significado del tema y, de paso, se deshaogó, despachándose a gusto con las bandas de hair metal: «No se trata de tener un tatuaje o no tenerlo«, comentó Bruce. «‘Tattooed Millionaire’ habla de toda un área que simplemente veo como una gran cloaca supurante y abierta en el culo de la humanidad en términos de música«.

Y esto era sólo el principio: «El ambiente de esa escena no tiene nada que ver con la música. No tiene nada que ver con ser real; tiene que ver con una actitud de mierda que se reduce a: ‘Sí, queremos ir por ahí en limusina. Queremos pillar con ‘nenas’, tío’«, dijo haciendo hincapié en las comillas.

«He visto a los arquetípicos millonarios tatuados tirándose a alguna ‘nena’ fuera de un autobús de gira, en la acera«, continúa Bruce, irriado. «Bueno, pues muy bien. […] Pero, al mismo tiempo, ¿qué intenta demostrar este tipo? Ni siquiera es un buen ejemplo para sí mismo. Es basura y no lo respeto».

Y de esto, nació un disco

Estos comentarios no se quedaron en una anécdota. 10 años después, Mötley Crüe aún se acordaba de ellos y, por eso, llamó a su álbum del año 2000 ‘New Tattoo’, supuestamente como un contraataque a lo cantado y dicho por Dickinson. No sabemos si al final acabarían reconciliándose, pero queda claro que Dickinson y, por ejemplo, alguien como Tommy Lee son personas diametralmente opuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *