Cuando Ozzy tocó fondo con las drogas: “Recuerdo claramente haber usado los vestidos de Sharon…»

La mujer de Ozzy Osbourne, Sharon Osbourne le quitaba toda la ropa, dinero y demás, para que el cantante no saliera a la calle a beber

Es una leyenda musical y sus fans lo saben. Desde la fundación de la banda inglesa Black Sabbath su adicción a drogas como la morfina, cocaína, jarabe para la tos, LSD o incluso pastillas para dormir ha sido conocido por todos. A lo largo de los años se le ha apodado como el “Señor de las Tinieblas” y el “Padrino del Heavy Metal”. No obstante, contra todo pronostico sigue en pie.

Ozzy afirmaba en todas sus entrevistas que de entre sus años, 30 los pasó borrachos y el resto adicto a más de 10 drogas. Estos severos problemas vienen desde su adolescencia y después acrecentados en su juventud.

Su mujer Sharon Osbourne de manera directa vivió los problemas que sufría el cantante, y es que se veía obligada en muchas ocasiones a quitarle su ropa, su dinero, todo… para que no pudiera salir a la calle a consumir nada. Pero Ozzy tenía tanta adicción que era capaz de ponerse la ropa de su mujer y salir a la calle.

“Recuerdo claramente haber usado los vestidos de Sharon en un esfuerzo por recordarme a mí mismo quién era y lo que estaba poniendo en riesgo”, reveló Ozzy. “Fue una experiencia completamente humillante, pero también me hizo recordar lo brutal que había caído”.

Era un día cualquiera de 1982 para Osbourne, se fue de fiesta como una estrella de rock cualquiera, y después de unas copas de más, salió a la calle a orinar vestido con la ropa de su mujer, ya que ella le había requisado toda su ropa.

Por supuesto, el no tenía ni idea de que estaba orinando, y lo hizo delante del cenotafio (monumento funerario dedicado a una persona o grupo de personas) de El Álamo. Esto tuvo consecuencias y es que Ozzy tuvo que pagar una multa y donar 10.000 dólares a la asociación Hijas de la República.

Todos estos momentos han formado parte del pasado de Ozzy, el legendario rockero subrayó la importancia de compartir su historia para inspirar a otros que luchan contra la adicción. Una lección de resiliencia y de renacimiento, incluso en los momentos más oscuros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *