David Lee Roth carga sin piedad contra Wolfgang Van Halen: “Este puto crío”.

El que fuera cantante de Van Halen ataca a Wolfgang, como ya hiciera en su momento con su padre

David Lee Roth ha atacado, sin piedad, contra Wolfgang Van Halen, sugiriendo que toda su carrera es simplemente el resultado de que se le asocie con su padre, el difunto Eddie Van Halen. (vía NME)

El pasado 24 de enero, Roth subió un vídeo a su cuenta de YouTube que tituló “Este loco crío”, algo que dista del título original del clip, que era “Este puto crío”. En el vídeo, que es en realidad un fragmento de audio acompañado de fotos del cantante.

El discurso comienza de forma metafórica, con una supuesta charla entre Roth y Jesucristo: «Nos han dicho que tienes un mensaje para la humanidad», pregunta Lee Roth, antes de que «Jesucristo» proporcione su respuesta con ligereza. «Hermano«, dice. «Sólo quiero que la gente sepa, vale, que conseguí este trabajo gracias a mi talento, ¿vale? Habría tenido este trabajo de todas formas, aunque mi padre no fuera Dios».

El sketch es una metáfora sarcástica de lo que Lee Roth piensa de Wolfgang Van Halen, a quien ataca más adelante en el vídeo, sugiriendo que, en comparación con él, la carrera de Wolfgang fue simplemente producto del nepotismo y no del «talento«.

Entonces, Roth comenzó a contar la historia de dos incidentes que sufrió con Wolfgang, que habrían sucedido durante el periodo en el que el artista fue bajista en Van Halen en lugar de Michael Anthony. Al parecer, Wolfgang decidió echar a varias mujeres del backstage de varios conciertos pensando que eran groupies… cuando, en realidad, eran las contables de la banda.

«Y lo que no sabes es que este crío, este estúpido crío, ha ordenado a un par de monos que vayan por detrás, a mis espaldas, a un lado del escenario y echen a estas dos grandes damas a las que he invitado al concierto», dijo Lee Roth. «Y las echa del edificio. Me está dando una lección. Lo que este puto crío no sabe, es que están llevando los cheques de las 82 personas del equipo de carretera”.

La segunda anécdota que aportó Lee Roth tuvo lugar en un concierto de Van Halen en el Hollywood Bowl en 2015, cuando Wolfgang repitió el error. «Estoy a punto de lanzarme con ‘Ice Cream Man’, y este puto crío«, sigue recordando rabioso, «manda a otros dos monos musculosos, localiza a la única dama que es mi invitada; ella estaba fuera en el lateral del Hollywood Bowl. La encuentran, le obligan a hacer el paseo de la vergüenza pasando por delante de todos los demás invitados, la sacan al aparcamiento y la echan del edificio».

«Wolfie Van Halen me va a dar una lección echando a la que cree que es mi novia. ¿Pero adivina qué? No sólo es una contable de nuevo, y no sólo lleva los cheques de pago para 82 de nosotros en el equipo de carretera, sino que lleva bonos en efectivo para todo el mundo de allí. Puede que quieras detenerte en la siguiente; te vas a mear en los pantalones. ¿Recuerdas Nueva York? Era la misma jodida señora».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *