Deep Purple, sinceros sobre el nuevo remix de ‘Machine Head’: “No fue nuestra decisión, es algo de marketing”.

Roger Glover, bajista de Deep Purple, tiene claro que la nueva reedición de ‘Machine Head’ no era necesaria

En una nueva entrevista con Esla Rock (vía Blabbermouth.net), el bajista de Deep Purple, Roger Glover, se ha sincerado sobre la decisión de que Dweezil Zappa, hijo del legendario Frank Zappa, haya vuelto a mezclar el emblemático ‘Machine Head‘ en su nueva edición super deluxe.

Dweezil tocó con Purple en el Montreux Jazz Festival de 2016, momento que sirvió para cerrar el ciclo, ya que fue en un concierto de su padre en ese mismo recinto cuando a los ingleses se les ocurrió componer “Smoke On The Water”, en la que, por cierto, se nombra al artista.

Sin embargo, este remix, deja claro Glover, no ha sido algo que la banda deseara: «No fue nuestra elección. Vino de la compañía discográfica. La discográfica quería a Dweezil, obviamente por la conexión con su padre. Y habíamos conocido a Dweezil, creo, hace cuatro o cinco años. Subió al escenario con nosotros y tocó un par de canciones con nosotros cuando tocamos en el Festival de Jazz de Montreux. Y realmente no llegué a conocerlo mucho. Era un tipo simpático, vino y tocó la guitarra. Eso es todo lo que recuerdo, realmente, sobre eso. Y cuando dijeron que querían que Dweezil mezclara el álbum, pues vaya, yo ya había mezclado el álbum para el 25 aniversario, así que dije: ‘Bueno, ¿para qué necesitáis otra remezcla?’. Pero dijeron que no, que querían a Dweezil. Creo que es probablemente una cuestión de marketing. Les pareció una idea genial».

‘Machine Head’, un disco imperenne

Cuando es preguntado sobre cómo le hace sentir, 50 años después, que el ‘Machine Head’ aún sea recordado por los veteranos y descubierto -además de disfrutado- por los jóvenes, Roger dice: «Supongo que en una palabra, la palabra que me viene a la mente es humildad. No dejo de sorprenderme del curso de mi vida y de nuestra vida como grupo”.

«Normalmente, cuando te unías a una banda en los 70, va a durar un par de años o tres, y luego vas a perder al público y vuelves a ser lo que eras antes, es decir, nadie», continuó. «Pero eso no ha ocurrido. Y todo se debe a los fans. Lo que hicimos tuvo obviamente un valor duradero. No sé por qué. Me siento muy afortunado, en realidad, de no haber tenido nunca un trabajo, de haber empezado en una banda cuando tenía 15 años y de seguir en una banda y tener 78 años. Para mí no tiene sentido. Pero me siento muy feliz por ello».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *