Doro se sincera sobre su vida personal cuando le preguntan si tiene pareja: “Nunca he sentido…”.

La reina del metal tiene claras cuales son sus prioridades vitales desde hace muchos años

En una nueva entrevista con Dr. Music (vía Blabbermouth.net), la reina del metal, Doro Pesch, ha sido preguntada sobre si estaba casada o tenía pareja. Sin pelos en la lengua, la artistan no ha dudado a la hora de abrirse sobre su vida personal.

«Lo que ves es lo que hay. Normalmente siempre estoy de gira o en el estudio. Ese es definitivamente mi mundo. Y nunca he pensado en sentar la cabeza, casarme o tener hijos. Quizá en otra vida, pero no hay mucho que hacer. Tengo un amigo -sí, es una especie de novio- y tengo muchos amigos. Nunca he sentido el impulso de casarme y tener hijos».

Y es que la alemana siempre supo, al menos desde muy temprana edad, que no iba a sentar la cabeza, puesto que la música sería siempre su prioridad: «Me decidí a los 24 años. Un día me desperté. Estaba viviendo en la ciudad de Nueva York, que tanto me gusta. Y entonces pensé: ‘Vale, hoy voy a elegir mis prioridades’. Y entonces pensé: ¿Qué es lo que realmente quiero?’. Y entonces lo tuve claro. Quiero hacer música y hacer feliz a la gente, empoderar a la gente. Y quiero hacerlo por los fans mientras viva. Y esa es mi vida. Tampoco tengo muchas aficiones. Sólo el estudio, trabajar en canciones, salir de gira, ensayar, hacer cosas para los fans. Y sí, eso es todo».

Sin embargo, no te creas que Doro tiene ningún tipo de problema con sus decisiones, al contrario. Es más, tiene la suerte de que su profesión actual le sirve para seguir poniendo en práctica lo que en su momento estudió más allá de la música: «No me gustaría tener otra vida. Cuando era más joven, era artista gráfica, lo que en realidad era genial porque siempre podía trabajar con los artistas gráficos o con los pintores. Así que eso siempre ayudaba cuando hacíamos los visuales para nosotros».

Ya en 2007, Pesch afirmaba que no tenía ningún plan de formar una familia: «No lo echo de menos en absoluto; me encantan los niños y cuando era pequeña siempre pensaba que me encantaría tener 10 hijos. Pero desde hace un par de años sé que probablemente sea imposible con el estilo de vida y el autobús de gira y haciendo lo que hacemos. Tomé una decisión y eso es bueno; definitivamente me hace feliz. Nunca me funcionó lo de sentar la cabeza o casarme… A veces estuve cerca de alguien y pensé: ‘Ah, podría funcionar’, y un año después estaba de gira y ese fue el final de la relación. No me disgustaría tener una familia, pero es diferente. Siento que los fans son mi familia. Es un poco diferente, pero sí… Me siento tan cerca de ellos que no echo nada de menos. Es genial».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *