El día que detuvieron a un hombre por escuchar «London Calling» de The Clash.

El comercial de teléfonos móviles Harraj Mann fue detenido en el aeropuerto de Heathrow tras ser denunciado por un taxista

Mira que te contamos cosas locas que ocurren en el mundo alrededor de la música rock. Pero esta, desde luego, tendría que estar en el podio. Te voy a contar la historia de Harraj Mann, un hombre de origen indio de 23 años. Este comercial de móviles británico, como muchas veces por su trabajó, se dispuso un día a ir al aeropuerto. Este hombre se dedicaba a vender móviles a nivel internacional, por lo que sabía bastante sobre coger taxis para ir al aeropuerto.

Una vez en el taxi, como ya era normal en él, pidió al taxista si podía reproducir la música de su mp3. En ese momento, Mann decidió escuchar ‘London Calling’, de The Clash, e ‘Immigrant Song’, de Led Zeppelin.

El conductor del taxi, que de cultura del rock debería ir flojo, lejos de pensar que simplemente se trataba de música, empezó a sospechar de Mann y, cuando le dejó en el aeropuerto, decidió alertar a las autoridades. Toda una sorpresa para cualquier oyente de RockFM.

Cuando la policía fue alertada por el taxista de que a lo mejor el comercial no era trigo limpio, dos de ellos se embarcaron en el avión de él. Así lo recordó Mann al diario local Hartlepool Mail: «Fui obligado a abandonar el avión delante de todo el mundo y registraron mis bolsas. Fui interrogado bajo la Ley Antiterrorista«, precisó el joven comercial. Cuando los policías determinaron que Mann no era un peligroso terrorista, fue liberado, pero lamentablemente su avión ya había salido a su destino.

¿Por qué le tomaron por terrorista?

Toda la polémica vino a raíz de la letra de la canción de The Clash, que incluye en su letra frases como «Londres llama a las ciudades lejanas, se ha declarado la guerra y ha llegado la hora de la batalla. Londres llama al submundo, salgan del armario, vosotros chicos y chicas«. Por su parte, el ‘Immigrant Song’ de Led Zeppelin, tampoco se queda corto. Y es que su letra comienza con una frase como «el martillo de los dioses conducirá nuestros barcos a nuevas tierras, para luchar contra la multitud cantando y llorando: !Valhalla, estoy llegando!».

El taxista pensó con esta música que Harraj Mann se trataba de un terrorista indio-escandinavo que quería emprender algún tipo de acto de terror. Sin embargo, solo se trataba de un fanático del rock que quería disfrutar de su música antes de coger un vuelo.

Respecto a estos hechos, la policía confirmo que «la seguridad es de suma importancia y respondemos a las inquietudes de la gente de la manera que ésta espera de nosotros. En este caso la denuncia fue realizada con la mejor de las intenciones y no querríamos desaconsejar a la gente que nos llamen con sinceras preocupaciones sobre seguridad», añadió la misma fuente de la policía británica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *