El día que echaron a Kelly Osbourne y Amy Winehouse del hotel más caro de Londres: «Ha prescrito».

La hija de Ozzy Osbourne disfrutó de una fiesta de fin de año junto a Amy Winehouse, que no acabó muy bien

The Who, Led Zeppelin, The Rolling Stones, Axl Rose o el mismísimo Ozzy Osbourne. Todos ellos tienen tienen una cosa en común, más allá de ser grandes estrellas del rock. Todos ellos fueron conocidos por destrozar habitaciones de hotel en sus giras. Hablamos de miles y miles de dólares en desperfectos, ventanas por las que salían volando todo tipo de elementos o habitaciones totalmente irreconocibles.

DESTROZANDO HABITACIONES DE HOTEL

Pues bien, Kelly Osbourne, hija de Ozzy, se ha convertido en noticia en los últimos días tras desvelar que ha seguido los pasos de su padre en este sentido. Tal y como reveló en el pódcast familiar ‘The Osbournes’, destrozó una habitación de hotel junto a Amy Winehouse.

Esta conducta, muy común en los años 70, ha ido perdiendo adeptos. A día de hoy es bastante poco usual conocer historias de este tipo. Sin embargo, fue la propia Kelly quien confesó haber cometido la fechoría. Todo ocurrió en los primeros años de la década del 2000.

Un año pasé un fin de año genial con Amy Winehouse. Y luego nos echaron del Dorchester y nos fuimos al Hilton, comenzó diciendo la hija del príncipe de las tinieblas. Y no es cosa menor, ya que el Dorchester es un hotel de cinco estrellas ubicado en Londres, cerca de Hyde Park.

Por eso, su hermano, Jack, al escuchar esta afirmación quiso saber los motivos que habían propiciado la expulsión. Creo que se puede, ya ha prescrito”, dijo el hijo de Ozzy. «No intencionalmente como: ‘¡vamos a romper esto!’. Tuvimos una fiesta allí y simplemente se destruyó», reveló Kelly.

LA AMISTAD ENTRE KELLY Y AMY

Amy Winehouse y Kelly Osbourne compartían una amistad cercana que se remontaba a varios años atrás. Se conocieron en la escena musical británica y desarrollaron una relación de amistad basada en intereses comunes, experiencias compartidas y una comprensión mutua de las luchas personales.

Ambas mujeres eran figuras prominentes en el mundo de la música y la cultura popular, y compartían una afinidad por la música, el estilo y la autenticidad artística. A lo largo de los años, se les vio juntas en eventos públicos, fiestas y ocasiones sociales, lo que reflejaba su conexión personal fuera del escenario.

Sin embargo, la amistad entre Amy Winehouse y Kelly Osbourne también estuvo marcada por los desafíos que enfrentaron ambas en sus vidas, especialmente en relación con la salud mental y el abuso de sustancias. Ambas lucharon públicamente contra adicciones y problemas de salud, lo que probablemente fortaleció su vínculo y les brindó apoyo mutuo durante momentos difíciles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *