El emblemático guitarrista que rechazó a Ozzy Osbourne: “Le pedí un jet privado, pero para que me…»

El Prínicipe de las Tinieblas quería fichar a este hacha tras la muerte de Randy Rhoads

Michael Schenker, emblemático guitarrista de bandas como UFO Scorpions, ha explicado el verdadero motivo por el que le pidió a Ozzy Osbourne un jet privado cuando el que fuera cantante de Black Sabbath le propuso unirse a su banda en 1982.

Tras morir Randy Rhoads en un trágico accidente de aviación, Ozzy necesitaba a un nuevo guitarrista, y la primera persona que le vino a la cabeza fue Schenker, que ahora le relata la historia a Classic Rock (vía Ultimate Classic Rock).

«Recibí una llamada de Ozzy Osbourne en mitad de la noche, tartamudeando, pidiéndome que le echara una mano porque Randy Rhoads había muerto en aquel accidente de avión«, contaba Schenker.

«Me encantaba Sabbath, y debería haber estado encantado de unirme -al instante tuve visiones de Ozzy arrastrándome por el escenario por el pelo-, pero una voz en mi cabeza me dijo: ‘Michael, sigue tu visión’. Había dejado UFO y Scorpions porque no quería ir más lejos con el tema de la fama, y quería libertad y paz, así que sentí que sería una locura unirme”.

Para Michael, “el momento no era el correcto” porque, además, ya estaba trabajando en su segundo álbum con el Michael Schenker Group, ‘Assault Attack’: “Ozzy sabía que yo era el guitarrista favorito de Randy, así que pensó que yo encajaría perfectamente«.

«La única forma que se me ocurría de librarme de una oferta de trabajo de Ozzy era haciendo peticiones escandalosas, así que eso es lo que hice. En su libro, Ozzy dice que le pedí un jet privado, y es cierto, pero fue sólo para que me rechazara».

En la misma charla, Schenker también afirmó que rechazó una audición con Los Rolling Stones cuando tenía 16 años y acababa de llegar a Reino Unido. También afirma que fue considerado por Thin Lizzy como guitarrista, aunque, siendo amigo de Phil Lynott, nunca quiso entrar a la banda.

Schenker, ¿guitarrista de Aerosmith?

Al grupo al que Michael Schenker sí hubiera entrado era Aerosmith. El plan era ese, al menos, cuando, en 1979, Joe Perry salió de la banda. La formación lo tenía todo listo para reemplazarle, hasta que un malentendido lo estropeó todo.

«Llegué a ensayar con Joey Kramer y Tom Hamilton en Boston», recuerda. «Por aquel entonces, Steven Tyler estaba en el hospital, y recuerdo que Brad Whitford entró en la habitación, se sobresaltó al verme y volvió a salir corriendo, diciendo: ‘¡Joder!’”.

«Creo que fue a ver a Tyler al hospital y le dijo: ‘¡Michael Schenker está intentando robarnos la sección rítmica! Tenéis que hacer algo’. Así que decidieron seguir con Aerosmith sin mí».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *