El gran bloqueo de Robert Plant (Led Zeppelin) no le deja componer: “No puedo encontrar las palabras”.

El frontman de Led Zeppelin está volviendo sobre antiguos descartes, pues no puede componer

El emblemático Robert Plant, legendario frontman de Led Zeppelin, se ha sincerado sobre sus problemas componiendo nueva música.

En una nueva entrevista con la Rolling Stone (vía NME), en la que Plant ha anunciado su nueva gira con Alison Krauss, el artista ha explicado que “está repasando todas las composciones que nunca ha publicado y no consiguió terminar”. ¿Por qué? Porque tiene un enorme bloqueo creativo.

Cuando fue preguntado sobre si está trabajando en nueva música, Plant dijo lo siguiente: «Tengo una grabadora digital Tascam, y canto, y paso las voces por un pedal de guitarra, y luego las grabo ahí, y suena genial. ¿Para qué molestarse en ir al estudio? Pero no encuentro palabras. Es un momento muy difícil para intentar ponerme lírico«.

Eso sí, esta circunstancia no significa que el bueno de Plant esté preparado para retirarse. “Para mí, la continuidad debe seguir adelante. Hoy he sacado todos mis libros de letras y he dicho: ‘Tengo que recuperar el ritmo. Tengo algo que decir‘. Así que sí, voy a seguir, mientras tengan máquinas de efectos que me hagan sonar bien».

Stairway to Heaven

En la misma charla, Plant también se sinceró sobre cómo le hizo sentir recuperar «Stairway to Heaven» en directo después de casi 20 años sin tocarla: «Fue catártico».

El año pasado, por primera vez desde el legendario concierto de reunión de los Zeppelin en el O2 Arena de Londres, Plant desempolvó el tema en un concierto benéfico en Oxfordshire, no sin antes asegurarse de que un gordo y jugoso fajo de billetes fuera destinado a una buena causa a cambio.

«La gente dice: ‘Qué bien. Nunca iba a hacerlo‘», continúa. «¡Pero en realidad no lo hice! Simplemente lo solté. Porque es una canción muy importante para mí por dónde estaba en ese momento y dónde estaba con Jimmy y con John y Bonzo. Así que esa noche, fue lo que fue. Fue una prueba de fuego, pero me sentí mejor al final que al principio«, explica, afirmando, por cierto, que es muy posible que no la vuelva a tocar jamás.

«Todavía no he llegado a tocar las pistas de patinaje sobre hielo de Finlandia con una pequeña orquesta», añade, entre risas. «Así que no creo que lo haga, pero no sé. ¿Quién sabe? Algo podría cambiar en alguna parte. El espíritu y el corazón podrían volver al alma. Es una canción larga. ¿Quién puede recordar todas esas palabras?».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *