El heavy metal es el género musical que menos gente escucharía esperando al médico… Es este el motivo.

¿Qué música te gustaría escuchar mientras esperas a ser atendido en la consulta de tu doctor?

¿Qué música te gustaría escuchar mientras esperas a ser atendido en la consulta de tu doctor? Esta es la pregunta que ha tratado de responder un reciente estudio de The Intake, un medio estadounidense especializado en medicina. Y los resultados han sido realmente interesantes. Más si cabe, si eres uno de los millones de amantes del heavy metal.

La investigación, llevada a cabo en los Estados Unidos, analizó los hábitos de salud y los géneros musicales favoritos de 1000 personas. Con un 58%, el rock fue el genero musical preferido de todos los encuestados (todos ellos pudieron escoger tres géneros). En segundo lugar, con un 50%, se posicionó la música pop. Mientras que el tercer lugar fue para el rap, con un 25%. Fuera del podio se quedaron el R&B, con un 18%; el country, con un 16%; la música clásica, con un 15%; el metal, con también un 15%; la electrónica, con un 13%; el indie, también con un 13%; y el jazz, con un 12%.

Para llevar a cabo este pormenorizado estudio se analizaron 59.363 canciones de 286 listas de reproducción de Spotify que contenían términos asociados a consultas médicas, dentales y salas de espera. Y es que el papel de las canciones durante las esperas en las consultas médicas va más allá de un mero hilo musical, ya que, tal y como remarca el estudio, puede influir en la percepción y el comportamiento de los pacientes.

EL HEAVY METAL, EL PEOR VALORADO

En primer lugar, debemos admitir que las listas fueron creadas con mucho acierto, ya que consiguieron reflejar fielmente los géneros favoritos que detallaron los encuestados. Siendo el pop, el rock y el rap, los tres géneros que reinaban en todas ellas. Pero, ¿cuáles fueron los tres géneros menos apoyados? ¿Aquellos que los encuestados preferían no escuchar en una sala de espera? Aquí es donde el heavy metal se alzó con el primer puesto del podio, con un 31% de los votos, seguido por el hip-hop (26%) y el gospel (20%).

Los encuestados desecharon la idea de estar escuchando una canción de Metallica, Iron Maiden o Judas Priest en la consulta de su médico o dentista debido a la intensidad de la melodía. Algo que podría estar relacionado con un agravamiento de una situación médica, ya de por sí estresante. Si a esto le añadimos, como dato curioso, que los aficionados del heavy metal son los que menos acuden al médico… Nos deja un panorama no apto para todos lo metaleros.

El heavy metal es el género musical que menos gente escucharía esperando al médico... Es este el motivo

OTROS DATOS DE INTERÉS

En otro sentido, el estudio también arrojó luz sobre los géneros más relajantes para escuchar en una consulta médica. Los dos más votados fueron la música clásica, con el 50%, y el jazz, con un 33%.

Por su parte, la música también juega un papel vital en la percepción de espera de los pacientes. Según la investigación, la sensación de espera más corta la daría el jazz, mientras que la percepción de una espera más larga correría a cargo del country, del pop y de la música clásica.

Por último, el género más asociado con la ansiedad sería el country y el género más asociado con el dolor sería, nuevamente, la música clásica. Así detallaban estos resultados desde The Intake:

Encontramos pop y rock en la mayoría de las listas de reproducción de las salas de espera, pero otros géneros mostraron resultados más matizados. Muchos dijeron que la música clásica es el género más relajante, pero también fue el más asociado a la sensación de dolor en la sala de espera. Los aficionados a determinados géneros también eran más propensos a ser sinceros con sus médicos y a seguir distintos hábitos sanitarios. La música puede tener el poder de ser algo más que un entretenimiento: puede incluso favorecer una mejor experiencia sanitaria”, concluyen en el estudio de The Intake.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *