El nuevo documental del asesinato de John Lennon (Los Beatles) desvela sus últimas palabras antes de morir.

‘John Lennon: Murder Without a Trial’ se estrenará esta misma semana

El documental ‘John Lennon: Murder Without a Trial‘ ha desvelado cuáles fueron las últimas palabras antes de morir. El que ha narrado qué fue lo que dijo ha sido el conserje del edificio en el que el legendario Beatle fue disparado. (vía NME)

La cinta, que se estrena en Apple TV+ el próximo 6 de diciembre, investiga los detalles del asesinato de Lennon, perpetrado por un fan obsesionado, Mark David Chapman, el 8 de diciembre de 1980.

Jay Hastings trabajaba como conserje en la recepción del edificio Dakota, en el Upper West Side de Manhattan (Nueva York), donde vivía Lennon. Presente cuando sucedió la tragedia, este individuo recuerda las últimas palabras del artista antes de morir: «Pasa corriendo a mi lado. Me dice: ‘Me han disparado’. Le salía sangre de la boca. Se desplomó en el suelo».

«Le puse medio boca arriba y le quité las gafas, las puse sobre el escritorio. Yoko gritaba: ‘Llamad a una ambulancia, llamad a una ambulancia, llamad a una ambulancia'».

Uno de los elementos más chocanteses el testimonio de uno de los testigos, que afirma que Chapman pidió disculpas nada más perpetrar el acto, aunque de forma un tanto peculiar: “De hecho, nos pidió perdón. Dijo: ‘¡Vaya! Siento haberos arruinado la noche’. Yo le contesté: ‘Tiene que ser una broma, acabas de arruinar toda tu vida’”.

Como puede que sepas, Chapman fue condenado a una pena que oscilaba entre los 20 años de cárcel y la cadena perpetua. Desde entonces, el asesino ha pedido la libertad condicional en un total de 12 ocasiones. La próxima intentona de abandonar prisión por parte de Mark será en febrero del año que viene. Dada su infamia, sin embargo, y con el posible riesgo de que alguien decida vengarse de él una vez pise la calle, es complicado que el asesino de Lennon vuelva a estar en libertad.

Aún con todo, Chapman le pidió perdón a Yoko Ono en 2020, durante una de las revisiones de su pena: “Fue un acto extremandamente egoísta. Siento el dolor que le causé a ella. Lo pienso todo el rato”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *