El piano con el que Freddie Mercury (Queen) compuso “Bohemian Rhapsody” se vende por esta espectacular cifra.

Los objetos personales del frontman de Queen están siendo subastados por Mary Austin

El piano con el que Freddie Mercury compuso algunas de las mejores canciones de Queen se ha vendido por la friolera de 1,74 millones de libras, algo más de 2 millones de euros. Todo esto sucedió el pasado miércoles. (vía Blabbermouth.net)

Comprado en 1975, este Yamaha G2 fue importado a Reino Unido desde Japón y fue utilizado en la composición de la emblemática “Bohemian Rhapsody”. Este es sólo uno de los muchos objetos de Mercury que se han subastado en los últimos días, en la primera de seis subastas dedicadas a las posesiones personales de Mercury. Se estima que hay unos 1400 objetos de Freddie a la venta.

La hoja en la que está escrita la primera versión de “Bohemian Rhapsody”, cuyo título original iba a ser “Mongolian Rhapsody”, se vendió por 1,7 millones de dólares.

Por el momento, los objetos, que han sido puestos a la venta por la íntima amiga de Mercury Mary Austin, consiguieron generar un total de 15,4 millones de dólares. Entre las posesiones más codiciadas del cantante están trajes que llevó encima del escenario, joyas y cuadros de su enorme colección de arte.

En una nota de prensa previa a la subasta, Mary dijo lo siguiente sobre el piano: «Freddie trataba la Yamaha con absoluto respeto. Lo consideraba más que un instrumento, era una extensión de sí mismo, su vehículo de creatividad. Nunca fumaba junto al piano ni apoyaba un vaso encima y se aseguraba de que nadie más lo hiciera. El piano siempre estaba impecable».

Otras canciones que Mercury compuso en este piano fueron, por ejemplo, “Don’t Stop Me Now” y “Somebody To Love”. Esperemos que su nuevo dueño lo trate con el respeto y el cariño que el legendario instrumento merece.

Brian May «no puede mirar»

Brian May ha mostrado su desazón ante la subasta, admitiendo que no quiere saber nada de la acción porque, para él, “es demasiado triste”. (vía Ultimate Classic Rock)

Así lo ha admitido el guitarrista en su cuenta de Instagram, en la que ha subido una foto del que fuera cantante de Queen tocando una de sus guitarras: «Inevitable pensar tanto en Freddie en estos días extraños. En el momento en que se tomó esta foto estoy seguro de que no parecía muy importante ver los dedos de Freddie bailando en mi propia guitarra casera. Ahora evoca oleadas de afecto y grandes recuerdos. Se le echa mucho de menos«, escribió May.

A partir de ahí, el guitarrista señaló que al mismo tiempo que participaría en un discurso, los «efectos personales más íntimos de Mercury, y los escritos que formaban parte de lo que compartimos durante tantos años, pasarán bajo el martillo, para ser vendidos al mejor postor y dispersados para siempre».

«No puedo mirar«, admitió May. «Para nosotros, sus amigos más cercanos y su familia, es demasiado triste».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *