El problema de salud de Alex Lifeson (Rush) que hace que el tiempo corra en su contra: “Va a peor”

El guitarrista de Rush es consciente de que su salud ya no le permite tocar igual que antes

En una nueva entrevista con SiriusXM (vía Blabbermouth.net), el guitarrista de Rush, Alex Lifeson, se ha sincerado sobre la grave enfermedad autoimune que sufre, que le está afectando desde hace dos décadas y que, ahora, parece haber empeorado. Se trata de una artritis psoriásica, una forma crónica y autoinmune de artritis que provoca la inflamación de las articulaciones y que cursa con la enfermedad cutánea psoriasis.

Ahora, Lifeson se sincera: «Diría que está empeorando poco a poco, como era de esperar. Tengo artritis psoriásica y llevo bastante tiempo con ella, casi 20 años. Tomo dos fármacos biológicos para el tratamiento de la artritis, así que lo estoy enfrentando por partida doble. Y ha sido muy, muy eficaz. A pesar de los efectos secundarios y todo eso, ha sido un régimen muy eficaz para mí, y ha ayudado mucho con mis manos. Hay veces en las que la inflamación hace de las suyas, y es entonces cuando me ves agitando las manos mientras toco. Pero es lo que hay y todavía puedo arreglármelas. En realidad estoy tan acostumbrado que ya ni siquiera pienso mucho en ello”.

Eso sí, Lifeson ya no quiere salir de gira esté mejor o peor, ni con una potencial reencarnación de Rush con un nuevo batería ni con ningún otro proyecto: «Después de 40 años de giras, ya no me interesan. Disfruté cuando lo hicimos. Había muchos altibajos. El concierto es genial, el espectáculo es genial, y durante las otras 21 horas del día, sólo estás esperando esas tres horas. Y es agotador, sobre todo cuando tienes familia y seres queridos en casa de los que estás alejado durante meses y meses. No echo de menos ese aspecto. ¿Me gusta tocar delante de la gente? Sí, me sigue gustando, quizá no hasta el punto de tener que hacerlo. Pero cuando Geddy y yo hicimos los conciertos de Taylor Hawkins e hicimos lo de ‘South Park’ en Denver – y aparte hago todos estos espectáculos de Navidad con Andy Kim y un montón de grandes músicos- entonces fue divertido. Lo disfruto mucho, está controlado y es genial. Pero intentar hacer algo grandes, salir de gira y volver a esa rutina… realmente no tengo interés en eso. Sé que a Geddy le gustaría volver a tocar y le gustaría pasar tiempo componiendo. Pero más allá de eso, sinceramente, no hemos hablado de nada más allá de juntarnos a tomar un café y tocar unas notas».

Y es que al final reunirse no es tan fácil como lo pintan: «Geddy tiene muchas cosas en su vida. Es una persona muy ocupada. Está disfrutando mucho de esta fase de ser autor de libros. Está en movimiento todo el tiempo. Y yo estoy aquí, y estoy tocando en todos esos proyectos diferentes. Así que, en cierto modo, yo he seguido siendo músico y él se ha ido a hacer otras cosas. Así que, cuando está listo, hacemos lo de siempre -vivo a sólo cinco minutos de él- como hemos hecho toda la vida. Me acerco y salimos, encendemos la grabadora y hacemos algunas cosas, pero no hay planes para una gira. No hay planes para nada. Y sé que empiezan los rumores y la gente tiene deseos y a mucha gente le encantaría vernos volver y tocar de nuevo. Pues no lo sé. No lo sé. ¿Quién sabe? Tal vez si estamos juntos, estamos jugando y nos emocionamos… Ciertamente, después de hacer esos conciertos, lo que sentí fue bastante embriagador y muy emocionante. Pero es que amo mi vida ahora mismo, y no sé si voy a interrumpirla alejándome de todas las cosas que estoy disfrutando, da igual la razón”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *