El tema de The Beatles con el que Paul McCartney lo reconoce: “Se llama robar”.

Esta canción, un breve medley en ‘Abbey Road’, no es del todo de los de Liverpool

En una nueva edición de su podcast “McCartney: A Life In Lyrics, The Beatles” (vía Ultimate Guitar), Paul McCartney ha reconocido que el tema “Golden Slumbers”, parte del medley que se puede encontrar en la cara B de ‘Abbey Road’ está “robado” de otro artista.

Eso sí, en lo que se refiere a robos, esto es “peccata minuta”, puesto que lo que estaba robando era una canción de cuna victoriana escrita por Peter Warlock en 1918 un poema de la comedia del dramaturgo Thomas Dekker de 1603 ‘Patient Grissel‘. Vamos, que aquello del copyright, en principio, no se aplicaba.

Ahora, charlando en su podcast, McCartney habla de la canción y, cómo no, confiesa con su sinceridad habitual: «Siempre miro en el asiento de un piano porque la gente siempre tiene partituras ahí; antes siempre las tenían, sin duda. Ahora, a veces pueden estar vacías, pero siempre miro a ver. Esta vez estaba en el asiento del piano o puede que en el atril, era la canción ‘Golden Slumbers'».

«Golden slumbers fill your eyes / Smiles await you when you rise / Sleep, pretty baby, do not cry / And I will sing a lullaby – ese estribillo que he usado era literalmente la letra de una vieja canción victoriana».

¿Estaba McCartney sampleando? “No, es un robo”

Durante la charla, Paul McCartney es preguntado si esto que hizo es uno de los primeros ejemplos de hacer un “sample” en una canción.

Un «sample» es una porción de sonido grabado extraída de una canción o cualquier otra fuente sonora, que luego se utiliza en otra pieza musical para crear efectos o añadir elementos sonoros. Es como recortar un trozo de una grabación para utilizarlo como parte de una nueva composición.

Pero este no es el caso: «Bueno, se llama robar. Pero como no leo música, no sabía cuál era la melodía que la acompañaba. Así que le puse mi propia melodía y simplemente cogí esas palabras«.

«El tema resultado ser bastante conmovedor. Creo que eso es lo que me atrajo de esas letras en primer lugar. Es como consolar a un bebé o leer a los niños un cuento antes de dormir. Creo que hay algo muy profundo en ello. Muy humano e internacional, me toca la fibra sensible«.

Al añadir sus propios toques al tema, Paul McCartney duda en si estaba pensando realmente en Los Beatles, que se separarían al año siguiente: «Creo que es mucho decir. De hecho, no puedo decir si es verdad o no, pero es muy posible que me sintiera mal en Londres, volviera a ver a mi padre y me sintiera mejor ahora que estaba en Liverpool. Seguramente pensaba en los problemas del sur y me preguntaba si no estaría bien volver a casa. Estaría bien volver a sentirme cómodo».

«Hice la otra parte: ‘Once there was a way to get back home’ (‘Una vez había una manera de volver a casa’). Creo que en ese momento hacía mucho tiempo que no estaba en casa, y ahí estaba, en casa de mi padre. No era exactamente mi casa porque se la había comprado cuando conseguí algo de dinero. Así que no era del todo mi casa, pero era Liverpool y estaba de vuelta».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *