Esta fue la chispa que provocó que System of a Down no compusiera más música: “Fue decepcionante”.

Serj Tankian explica qué es lo que ha provocado que SOAD no componga más música

Serj Tankian se ha abierto a hablar sobre las diferencias creativas que han provocado que se abra un cisma entre él y el resto de System of a Down, provocando que la banda no haya compuesto más música y que, además, él esté profundamente decepcionado.

Así lo ha comentado en una entrevista con CBC Radio One (vía Ultimate Guitar) en la que Serj ha explicado cómo estallaron los problemas creativos en el seno de la banda y particularmente con Daron Malakian, guitarrista y segundo vocalista de la formación.

«Escucha, cuando Daron y yo empezamos a trabajar juntos, yo no escribía mucha música instrumental; sobre todo escribía letras; yo era el letrista; yo era el cantante. Y él no escribía letras, sólo música”.

«Pero a medida que pasaba el tiempo y yo tocaba más instrumentos y me convertía en compositor y él escribía más letras, empezamos a cubrirnos mutuamente el terreno».

Y es que Tankian quería estimular la creatividad de su compañero, algo de lo que ahora se arrepiente:

«Me parecía bien. Si escribía letras, yo intentaba animarle a escribir más, porque creo en el crecimiento artístico. Creo en la progresión. No creo en que las cosas se queden igual, por el bien de la música. Si no, la música se convierte en lo mismo una y otra vez. Esa progresión es necesaria en la vida de todo artista o de todo grupo”.

«Así que eso me animó mucho. Y me gustaría haber recibido también algo de eso. Y no fue así, y fue decepcionante. Y se convirtió en una diferencia creativa sobre la trayectoria de la banda, y todo eso, con el tiempo.»

Serj Tankian, ¿sustituído?

Hace unos días, Serj Tankian también confirmaba que la banda había buscado, hace algunos años, un reemplazo para él ante su decisión de abandonar el grupo. Esta sustitución, sin embargo, acabaría por no tener lugar, aunque eso no impidió que el grupo probase a un cantante alternativo.

«Pensé que se habían olvidado de la idea de contratar a un nuevo cantante, pero un año más tarde, John, Shavo y yo estábamos en una gala recaudación de fondos en Glendale y un cantante que yo conocía se levantó y cantó una hermosa canción armenia. Shavo estaba sentado a mi lado en la mesa. Se inclinó y me tocó el hombro«.

«‘Por cierto‘”, señaló con la cabeza al cantante, “’probamos a este tipo como cantante. El único problema era que no sabía gritar ni gruñir«. No es que hubieran estado probando sustitutos, sino que lo habían mantenido en secreto«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *