Geddy Lee niega que uno de los álbumes más conocidos de Rush sea “fascista”: “Decir eso fue irresponsable”.

El bajista y vocalista de Rush niega los rumores en torno a su emblemático ‘2112’

No siempre se puede gustar a la crítica, aunque hay críticos que te pueden destruir. En 1978, los canadienses Rush ofrecían una entrevista con el reputado New Musical Express, que salió en la edición del 4 de marzo de aquel año. En aquella charla, el periodista musical Barry Miles acusaba a la banda de promocionar “el proto fascismo”.

Todo esto sucedió a raíz de una discusión, muy encendida, sobre filosofía política y economía que, para ser justos, comenzó Neil Peart, difunto batería de la banda. Ahí, el músico reconocía “el genio de Ayn Rand” en las notas del emblemático disco ‘2112‘ (1976), del que se supone que había sacado influencias a partir de su historia ‘Anthem‘ (1938). En cierto punto de este escrito, Miles usa la frase “el trabajo nos hará libres” para comentar los puntos de vista de Peart sobre la sociedad, siendo consciente en todo momento que esta frase, pero en alemán, fue imprimida y lucida a las puertas de los campos de concentración de Auschwitz.

«La cuestión es que estos tipos defienden estas cosas en el escenario y en sus discos y nadie las cuestiona«, escribió Miles en el artículo. «Nadie los denuncia. Todos los sellos clásicos de la derecha están ahí: el lenguaje pseudoreligioso… que se extiende hasta el equipo de gira: road masters en lugar de road managers; el uso de un símbolo casi místico: el hombre desnudo enfrentándose a la estrella roja del socialismo (al menos supongo que eso es lo que se supone que es). Todo está ahí”.

«En realidad son tipos muy agradables. No se sientan ahí con botas de gato a arrancarle las alas a las moscas. Son educados, encantadores incluso, ingenuos: recorren los circuitos de conciertos predicando lo que a mí me parece protofascismo como un leproso sin campana».

Esto, por supuesto, le dolió en lo más profundo a Rush, más concretamente a Geddy Lee, cuyos padres polacos estuvieron en campos de concentración nazi en 1945, habiendo pasado, de hecho, por Auschwitz en su adolescencia.

Ahora, charlando en una nueva entrevista de la que se hace eco Louder Sound, Lee se sincera sobre lo mal que le sentó aquel episodio: “Es asombroso cuánto tiempo ha permanecido esa mierda. Parte de la forma en que utilizamos la inspiración de Rand fue desafiantemente antitotalitaria, como se representa en la trama de ciencia ficción de ‘2112’. Y, obviamente, nunca fuimos fascistas. El Thatcherismo estaba creciendo en Gran Bretaña. La izquierda estaba comprensiblemente asustada, y yo no culpaba a Miles por tener el sistema de creencias que tenía. Pero sugerir que ‘2112’ estaba embaucando a los niños con un mantra de derechas con connotaciones fascistas era un error y una irresponsabilidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *