Joe Satriani, sobre su etapa como profesor de guitarra de Steve Vai: “Me alcanzó muy rápido”.

Joe Satriani ha recordado cómo enseñó a Steve Vai y a algunas otras leyendas de la guitarra

Que Steve Vai es uno de los más grandes de la historia con una guitarra en la mano, está fuera de toda duda. Pero unas recientes palabras de Joe Satriani revelan que su excelencia musical se remonta a sus inicios en el mundo de la música. Y es que, el bueno de Striani fue el profesor de guitarra de Vai en sus comienzos.

Así lo ha desvelado en una reciente entrevista con ‘Ultimate Guitar’. En ella, Joe ha recordado cómo enseñó a Steve Vai y a algunas otras leyendas de la guitarra, así como una cosa importante que aprendió de niño y que es increíblemente útil para todos los músicos. Sobre el talento de Steve Vai comentó lo siguiente:

«Probablemente la primera vez que le conocí, cuando hablamos por primera vez, fue cuando se presentó en la puerta de mi casa buscando clases de guitarra. Tenía 12 años. Yo tenía 14 o 15, creo. Yo estaba enseñando a un amigo suyo, un chico llamado John Sergio, que estaba en su clase. Todos íbamos al mismo instituto, el Carle Place Public High School».

«Así que la gente me había visto tocar durante un año en fiestas y bailes del instituto, y en la Batalla de las Bandas, y empecé a dar clases a un montón de chavales que me lo pedían. Él fue uno de los que se presentó. En realidad, tomaba clases con un amigo suyo porque no podían pagar los 5 dólares por clase. Así que él y Frank Strawson se juntaban».

«Pero después de unas tres o cuatro lecciones, me llevé a Steve aparte y le dije: ‘Oye, tú vas muy rápido, y Frank va a otro ritmo. No puedo haceros a los dos al mismo tiempo. Así que quizá deberíamos pensar en cómo hacer una clase particular'».

«Realmente funcionó porque estaba en la vía rápida a la grandeza. Era obvio que tenía ganas, empeño, buen oído, unos dedos enormes y una gran facilidad con ellos. Estaba muy bien coordinado con ambas manos y tenía un gran sentido de la sincronización. Todo eso le convertía en un músico fantástico. Así que enseñarle fue muy divertido».

«Aprendió todo lo que le pedí cada semana. Era increíble. Yo era muy joven. Sólo llevaba un año tocando, así que me alcanzó muy rápido. Era uno de esos alumnos que me hacían pensar: tengo que aprender algo nuevo antes de que aparezca ese chico«.

PROFESOR DE OTRAS LEYENDAS

«Todos fueron realmente sorprendentes. Cada vez que tienes la oportunidad de dar una clase individual, aprendes mucho sobre el alumno y su personalidad. Lo que aprendí una y otra vez es que el talento se manifiesta de muchas maneras diferentes. No puedes mirar a un alumno y pensar: ‘Bueno, si no tiene esta cualidad en particular, entonces no merece mi tiempo o no avanzará'».

«Lo que aprendí es que cuando tienes a un joven Charlie Hunter, siguiendo a un joven Kirk Hammett, siguiendo a Alex Skolnick y Kevin Cadogan, y tienes todas estas personalidades diferentes, y todos ellos tenían algo muy único. No necesariamente compartían los mismos talentos físicos, pero definitivamente eran personalidades diferentes, definitivamente les gustaban diferentes tipos de música y diferentes músicos. Pero todos llevaban dentro esa magia de querer tocar música».

«Querían inventar algo musical y compartirlo con la gente y eso les impulsó a buscar un camino que fuera el suyo propio. Así que no sólo me encantaba reconocerlo, sino que sabía que tenía que hacerlo como profesor, para no hacerles perder el tiempo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *