La increíble historia del fan que se coló en el primer show de reunión de Guns N’ Roses usando sacos de arena

3 minutos de lectura

Su estratagema era tan sencilla que a nadie se le hubiera podido ocurrir que estuviera mintiendo.

¿Alguna vez te has colado en un concierto? No es la práctica más recomendable por infinidad de motivos, pero lo cierto es que, a veces, de estas situaciones nacen historias que parecen superar a la ficción. En 2016, más concretamente el día 1 de abril en el Troubadour de Los Ángeles, Guns N’ Roses hacían historia al volver a los escenarios con su formación clásica (o al menos con el regreso de Slash Duff McKagan al conjunto). Sin embargo, mientras esto sucedía, también estaba teniendo lugar una anécdota increíble.

Antes de salir a encabezar festivales y a llenar estadios, los californianos ofrecieron un concierto sorpresa en el local, con capacidad para 500 personas. Aunque no se anunció oficialmente, más de uno fan sabía que el show iba a tener lugar, igual que el protagonista de nuestra siguiente historia, que él mismo ha narrado ahora en Reddit.

“Era evidente que las entradas saldrían a la venta antes de que se anunciara”, narra, explicando que su amigo Tom le avisó de que el show iba a tener lugar.

¿Qué hizo este individuo? Pues cogió el coche, pasó por delante del recinto, y vio a los trabajadores del mismo vestidos de negro. Después, volvió a su apartamento y se puso a pensar.

«Resulta que en aquel momento vivía con una persona Diógenes en fase 5, una de esas que te llenan el piso entero. Una de las cosas que tenía era un montón de sacos de arena. Cuando trabajaba en el teatro de la universidad aprendí que a veces se necesitan sacos de arena para mantener los monitores de sonido en su sitio«, explica.

El plan estaba trazado: el fan se vistió de negro y se llevó unos sacos de arena al recinto. Dejó su coche en un aparcamiento detrás del recinto, cogió los sacos y se acercó a la puerta trasera. Puede parecerte absurdo, pero así consiguió entrar al sitio sin que nadie le hiciera preguntas.

¿Qué pasaba? Pues que quedaban horas para el concierto y, si la gente le veía, se darían cuenta de que no tenía que estar allí. ¿La solución? Esconderse en el baño de chicos y esperar. Pero no todo es malo, porque el fan pudo llegar a escuchar -antes que nadie y desde el retrete- la prueba de sonido de Guns N’ Roses, en la que sonó “Live and Let Die”. Esto, por supuesto, quedó registrado en su teléfono móvil.

“Me senté en el retrete hasta las 10 y cuatro. Cuando salí, estaba en… menudo ambiente. La energía era salvaje. Hay que tener en cuenta que los teléfonos estaban prohibidos terminantemente. Cuando entrabas, tenías que meter tu móvil en una funda protectora que sólo se podía abrir con un imán especial o algo así. Yo no tenía ese problema, pero me corté de grabar en algunas canciones para no correr riesgos estúpidos”.

Y de hecho, le pillaron. Un guarda de seguridad le pilló después de grabar “It’s So Easy” y “Welcome to the Jungle” y le obligó a borrar los vídeos. Sin embargo, una vez más, nuestro protagonista volvía a tener un plan.

“Ya se lo había mandado a mis amigos, así que obedecí”, añade agradecido de que no le echaran. “Disfruté de lo que quedaba se Slash y Axl sabiendo que sería el mejor concierto que jamás vería. Había 500 personas como máximo y escuché que las entradas rondaban entre los 3000 y los 4000 dólares”.

No todo podía salir bien, porque cuando el fan salió, feliz, del show, vio que la grúa se había llevado su coche y se tuvo que pedir un Uber, que le costó 250 dólares, a casa. Sin embargo, incluso así, se fue con una sonrisa en los labios.

Puedes ver el post de Reddit, con las pruebas de la veracidad de su historia al final del mismo, a continuación:

No te olvides

Escucha Fm Rockola en directo a través de la radio, desde FM Rockola Mixed Music ,de nuestra app en Android y iOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *