La predicción de un legendario productor sobre el futuro de la música: “Nadie hace grandes discos porque…”

El futuro de la música no está en los discos de estudio, según el productor Max Norman

Tiempo de lectura: 2’5 FEB. 2024 12:37Actualizado 12:45

El emblemático productor e ingeniero de sonido Max Norman ha afimado que, dado el estado actual de la industria musical, ya no tiene sentido crear “grandes discos de clase mundial”. (vía Ultimate Guitar)

Norman ha trabajado con algunos de los mejores artistas de la historia de la música, destacando, entre todos ellos, Ozzy Osbourne, al que le co-produjo el legendario ‘Blizzard of Ozz‘ de 1980 junto a los miembros de la banda del cantante, habiendo sido contratado, en primera instancia, para trabajar a las órdenes del ingeniero Chris Tsangarides. Además, Norman también ha trabajado con otras bandas de la talla de Y&T, Armoured Saint o Loudness.

¿Por qué no tiene sentido grabar grandes discos?

Sea como fuere, en una charla con el podcast Talk Louder, Norman ha explicado por qué no tiene sentido grabar grandes discos a día de hoy. El motivo es, básicamente, que a la gente le da totalmente lo mismo.

«El problema ahora es que la gente no puede hacer discos de talla mundial porque salen 10.000 discos al día o los que sean«, dijo Norman. «Así que nadie está haciendo grandes discos porque a nadie le importa una mierda«.

«Porque no importa lo bueno que sea el disco. Sólo dos putas personas lo van a escuchar de todos modos«.

«Y los dos son parientes tuyos«, añadió Max riendo.

El futuro está sobre el escenario

Y no es que la música esté desapareciendo, sólo está cambiando su consumo. La música en directo, sin embargo, es donde parece estar la mejor parte del pastel.

«Intento pensar hacia dónde va la industria y dónde está sucediendo lo que importa. Para mí, hay mucha más actividad en lo que se refiere al material en directo. Y para mí, eso demuestra que hay mucho que hacer en lo que se refiere a las actuaciones sobre el escenario. Da igual que sea una banda de versiones, una banda tributo o una banda original».

«Y creo que las bandas tributo y de versiones son enormes ahora«, añadió. «Jodidamente grandes. Son tan grandes que Kiss ahora puede convertirse en una banda de versiones de sí misma y seguir adelante. No quieren pagar a nadie, así que van a usar ordenadores. Si eso funcionará o no, no lo sé. Quizá la IA pueda ayudarles».

Pero dejando a un lado a Kiss y sus locas ideas, Norman afirma que los directos tienen un tipo especial de magia que encierra un enorme potencial en muchas formas.

«Quizá el futuro, o parte del futuro de la música, sea el directo«, argumentó. «Y estaba pensando: quizá debería montar todo un equipo en una pequeña furgoneta o camión y salir a ofrecer bolos, quedarme con las actuaciones en los clubes”.

«Salir, conseguir todo esto y seguir sonando. Solo mezclar las canciones en directo, no joderlas demasiado, arreglar un poco la mierda que necesite arreglo«, afirma.

“EN LOS DISCOS, TODO ESTÁ UN POCO ESTERILIZADO”.

«Pero luego los grabamos porque, intrínsecamente, esas cosas no se pueden reproducir. Recuerdo que, hace años, me encantaban los discos en directo porque se podía oír a los músicos tocar de verdad y lo bien que lo hacían todos. En el disco, todo está como esterilizado y en el lugar correcto. Y sabías cuál era la canción. No te das cuenta del verdadero carácter de estos músicos hasta que vas a verlos en directo».

Resumiendo, Norman dijo: «Los shows en dirtecto se están convirtiendo en acontecimientos muy especiales porque todo el mundo intenta informatizarlo todo. Creo que es una buena oportunidad para empezar a salir, poner el puto micro, grabar, grabar toda la puta noche, tomar unas cervezas, mezclar al día siguiente y listo. Bang, a ponerlo«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *