Le preguntan al hijo de Paul Stanley si quiere encabezar unos nuevos Kiss: esto es lo que responde.

Evan Stanley, que lidera su propia banda llamada Amber Wild, fue preguntado sobre la posibilidad de ponerse al frente de unos nuevos Kiss

Hay cientos y cientos de casos. Hijos que han tratado de emular a sus padres y que acabaron fracasando de forma estrepitosa. En este sentido se ha pronunciado el hijo de Paul StanleyEvan, quien ha negado en rotundo que quiera encabezar unos nuevos Kiss.

El descendiente de Paul ha sido muy claro al contestar esta y otras cuestiones en una entrevista con MisplacedStraws. Evan Stanley, que lidera su propia banda llamada Amber Wild, fue preguntado sobre la posibilidad de ponerse al frente de unos nuevos Kiss tras el último concierto del legendario grupo de rock en diciembre.

Evan se mostró así de tajante: No. Es lo más gracioso. La gente sigue preguntando eso constantemente, y es, como, tío, puedes mirar como mil entrevistas donde mi padre lo dice, Gene lo dice, yo lo digo, Nick [hijo de Gene Simmons] lo dice. Es, como, no. Eso es cosa de mi padre. Yo estoy ocupado con lo mío”.

Lo aprecio. Lo agradezco. Me encanta. Soy fan de la música. Soy fan del programa. He conseguido tener una vida realmente única y maravillosa como resultado directo de ello. ¿Quiero maquillarme y ser ‘Baby Paul’? Joder, no”, añadía el hijo del legendario artista.

Tengo mi propia vida. Y eso no es una crítica, creo que hay alguien por ahí que probablemente querría hacerlo y probablemente haría un trabajo increíble. Pero no soy yo. No me he pasado la vida intentando ser eso. Así que no, tengo muchas otras cosas entre manos”, terminaba explicando.

OLÍAN A TOSTADA QUEMADA

El que fuera guitarrista de Night Ranger, Jeff Watson, ha recordado algunas de las primeras fechas de su carrera teloneando a Kiss, explicando, además, el macabro motivo por el que su vesturario siempre olía a tostada quemada.

Todo comenzó en 1983, cuando Night Ranger se embarcó en un tour telonenando a Kiss en su gira “Creatures of the Night”, algo que les sirivió a los primeros para vivir la industria a gran escala… con sus correspondientes rarezas.

«Fue revelador«, escribió Jeff en una publicación en las redes sociales. «Tanques en el escenario… grandes cañones goteando niebla esperando la hora del espectáculo, lanzallamas, botes con boquillas colgando de las enormes armaduras de iluminación, goteando niebla, manifestantes religiosos delante de los espectáculos con carteles impresos a mano que decían ‘KISS = Knights In Satan’s Service’ y cosas así».

El artista recuerda «abucheos y la hostilidad» de los fans de la banda mientras Night Ranger interpretaban sus «bonitas canciones de rock de los 80», pero afrima que la experiencia significó que «poco a poco aprendieron lo que eran las giras de verdad». Además, el hacha añadió que «todos los chicos de KISS nos tomaron bajo su protección, y compartimos muchos momentos divertidos… algunos de los que incluso reconoceremos públicamente alguna vez».

¿La mejor historia? La de la dichosa tostada. «Siempre olíamos a pan tostado en los vestuarios (ya que siempre estábamos uno al lado del otro), y no le dábamos mucha importancia, salvo que parecía que realmente eran pésimos haciendo tostadas, ya que siempre olía a quemado«.

«De todos modos, casi todas las noches, subía al escenario justo al lado del equipo de Gene Simmons y miraba el espectáculo. Y todas las noches una señora mayor -como la madre o la hermana mayor de alguien- se acercaba justo antes de que subieran al escenario, llevando un plato lleno de tostadas de pan blanco quemado, y se quedaba allí de pie todo el concierto mirando a Gene».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *