Los Rolling Stones supervivientes aún echan de menos a Charlie Watts: “Envejeces, muchos amigos se mueren».

2 minutos de lectura

Mick Jagger y Keith Richards, cada vez más conscientes del inmisericorde paso del tiempo

Mick Jagger y Keith Richards, las dos caras más visibles de The Rolling Stones, han admitido que siguen de luto por la muerte de su compañero Charlie Watts hace dos años. El batería aparece en dos canciones de ‘Hackney Diamonds‘, el nuevo disco de la banda, aunque eso no es suficiente para llenar el pesado vacío que provoca su ausencia en los corazones de estos legendarios artistas.

Hablando con The Sun, Richards admitió que la muerte de Watts el 24 de agosto de 2021 “motivó” a la banda para sacar el que ha sido su primer disco con material original desde ‘A Bigger Bang’ (2005). Ahora, él y Jagger han hablado desde el corazón en una entrevista con The Guardian (vía Louder Sound), explicando que Charlie sigue, cada día, en sus pensamientos.

«Hace ya un par de años, y sigo pensando mucho en Charlie«, afirma Jagger. «Echo de menos su humor lacónico. Su gusto musical. Su elegancia. Su actitud despreocupada: no se ponía intenso. Keith y yo nos ponemos un poco intensos. Pero Charlie no, y eso se me pega un poco. Ya no soy tan intenso como antes. Pienso en él cuando estoy tocando, y en lo que él habría tocado; si le habría gustado esta canción, porque yo siempre rebotaba cosas en él. Le ponía las canciones pop tontas del momento y a él le encantaban».

«Odio decir esto«, añadió Jagger, «cuando envejeces, muchos de tus amigos mueren».

Keith Richards tampoco es menos y, hablando en The Howard Stern Show, el artista también ha confesado que no puede evitar “echar de menos a Charlie cada día”: “Cuando salgo de mi habitación, lo primero que veo es un retrato de Charlie en la escalera; siempre le saludo por el camino. Charlie Watts era un tipo sólido».

Watts, sin duda, fue un gran aporte para la banda, en la que se quedó desde que se unió a la misma en 1963 hasta su fallecimiento: «Tenía feeling, tenía inteligencia, el rock and roll no necesita necesariamente toda la batería, también tiene que ver con cuándo no golpear… si estás haciendo música, el silencio es tu lienzo».

El guitarrista de los Stones admite que “fue una suerte” que Watts entrase al grupo: «Había un sentimiento en Charlie y sutileza en su forma de tocar. Aportaba ideas en las que no habías pensado… y al mismo tiempo, un ritmo muy sólido. Nunca tenía que preocuparme de nada, lo que nos daba al resto la libertad de volar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *