Paul Stanley encara la polémica de los avatares de Kiss: “La gente se ha llevado la idea equivocada”.

El frontman de Kiss quiere dejar tranquilos a los fans más críticos con su nuevo proyecto

Paul Stanley ha reconocido que el anuncio de la pervivencia de Kiss en forma de avatares virtuales no ha sido bien recibido por una parte considerable de sus fans. Sin embargo, en una charla con Ultimate Classic Rock, el frontman asegura que, para cuando salgan a la luz, harán las delicias del respetable.

Como puede que recuerdes, cuando ofrecieron el último concierto de su carrera el pasado 2 de diciembre en Nueva York, Kiss decieron anunciar esta nueva etapa de su carrera«El final de este camino es el comienzo de otro camino«, anunció Stanley en el escenario antes de que aparecieran en pantalla versiones avatar de la banda con el mensaje: «Comienza una nueva era».

Los avatares de Kiss debutarán en 2027, para lo que aún queda tiempo. Hasta entonces, Stanley y el resto de la banda seguirán trabajando en pulir al máximo este proyecto: «Una cosa interesante es que la gente, creo que incluso comprensiblemente, se llevó la idea equivocada, al principio, de los avatares. Porque en el Garden queríamos dar a la gente una idea de algunas de las cosas, o una de las cosas, que están por venir. Pero los avatares están en pañales. Están lejos de donde van a terminar en términos de apariencia y propósito. El propósito, en última instancia, no es que estemos siendo reemplazados por avatares voladores. Es sólo otra forma de diversificar lo que es Kiss».

Aunque bueno, en realidad a Stanley no le asusta ser polémico, puesto que ya se ha enfrentado, otras veces, a la ira de los fans: «Sinceramente, muchas veces en los últimos 50 años, la gente se ha rascado la cabeza sobre cuáles eran nuestros planes«, dice Stanley. «Y nueve de cada diez veces han tenido éxito, y otras personas les han seguido. Así que no es nada realmente nuevo».

«Estamos en una posición afortunada y única de ser una banda que puede hacer cosas que otras bandas no pueden hacer. Así que no explorar y aprovechar muchas de ellas sería, no sé, ridículo, y también, realmente, a estas alturas, desconcertante. Hemos trabajado así de duro para crear cuatro iconos -una banda que es icónica de tantas maneras diferentes- y no diversificar y maximizar lo que hemos creado, estaríamos locos”.

Por otro lado, Gene Simmons ya ha anunciado que volverá al escenario con su banda en solitario dentro de unos meses. Stanley acabará haciendo lo mismo, eso sí, sin “replicar a Kiss”: «Es tan especial y único que sólo puede fracasar si la idea es duplicarlo. Así que eso no me atrae. Supongo que tendría que pensarlo: ‘¿Qué es lo que me atrae?’. Y eso aún está en el aire. Sin duda, en este momento, y siempre ha sido así, todo se reduce a: ‘¿Qué me hace feliz?’. Si no me hace feliz a mí, la felicidad que pueda aportar a otra persona va a estar vacía para mí«.

Por ahora, Stanley seguirá trabajando en las cosas que sí le hacen feliz, incluyendo en los avatares de su banda, que, vuelve a asegurar, van a ser espectaculares: «Creo que cualquier confusión quedará zanjada«, afirma, «y espero que nadie pierda el sueño por ello«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *