Pete Townshend (The Who) y la realidad detrás de las guitarras que rompía en directo: “Cuatro veces al día».

El guitarrista de The Who no tenía una guitarra para romper cada noche… y eso era un grave problema

En una nueva entrevista con The Tonight Show Starring Jimmy Fallon (vía Ultimate Guitar), el guitarrista de The Who, Pete Townshend, ha explicado cuál era su realidad una vez cogió la emblemática costumbre -imitada por miles- de romper su guitarra eléctrica en el cúlmen de sus actuaciones con la banda inglesa.

Cuenta la historia que, en 1964, Townshend hizo esto por primera vez en una explosión de rabia para con su público, que se estaba riendo de él por haber roto, sin querer, la pala de su hacha con el techo bajo del Railway Hotel de Wealdstone, donde el grupo se encontraba tocando.

«Los jóvenes que compran una primera guitarra realmente buena acaban teniendo una relación de amor con ella; a mí nunca me ha pasado. Creo que a mucha gente le cuesta comprar sus primeros instrumentos y se crea una relación con ellos«.

En aquel entonces, para los guitarristas las cosas eran distintas, según narra Pete: «En aquella época, todos los niños querían ser Elvis Presley y querían las guitarras baratas que él tocaba. Eran guitarras basura; el tipo de guitarras que te compraba tu abuela por Navidad; no se podían tocar».

«Mi padre era músico profesional y le dije: ‘Por favor, cómprame mi primera guitarra’. Pero él me dijo: ‘Tu abuela quiere comprarte una’. Así que mi abuela me compró mi primera guitarra de la pared del restaurante griego de Eeling donde vivíamos. Nadie me va a decir que ese trozo de madera es sagrado. No para mí».

No hay tantas guitarras como para romperlas… y después no arreglarlas

Después de que romper su guitarra se convirtiera en una seña de identidad, Townshend comenzó a tener que arreglar la única que tenía después de cada concierto, algo que, a buen seguro, le consumía mucho tiempo: «Cuando vinimos a Nueva York por primera vez, hicimos una cosa llamada The Murray the K Show y tocábamos cuatro veces al día. Yo sólo tenía una guitarra, así que tenía que romperla y arreglarla -pegándola de nuevo- cuatro veces al día.»

«Al final, el instumento era más pegamento y cuerda que otra cosa«, se sincera Townshend.

THE WHO: EL ORIGEN

En la misma charla, Townshend también ha explicado cómo se acabó uniendo a la banda de Roger Daltrey, que a la postre acabaría convertida en The Who: «Era un niño bajito -todavía lo es- y decía que le acosaban mucho en el colegio. Su sistema para lidiar con eso era convertirse en luchador».

«Así que desconfiaba un poco de él, y se había ido el año anterior al mío. Un día, estaba hablando con un profesor y Roger entró con una guitarra que había hecho él mismo e interrumpió al profesor. Me dijo: ‘¿Tocas la guitarra?’ y yo le contesté ‘Sí’. ‘He oído que no se te da mal’. Esta noche a las siete en mi casa’. Así que fui y me contrataron de esa manera».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *