Ray Davies (The Kinks) recuerda el trauma de recibir un disparo, pero empatiza con él: “Su desesperación”.

2 minutos de lectura

El frontman de The Kinks fue disparado por un hombre en 2004

Ray Davies, Donostiako Jazzaldia 2014, Playa de la Zurriola, Donostia / San Sebastián, 23/VII/2014. Foto por Dena FlowsDena Flows

Ray Davies aún sigue arrastrando el trauma de haber sido disparado en 2004, razón por la que, evidentamente fue hospitalizado. Sin embargo, siente empatía por su atacante y no deja de pensar en lo mal que él lo tenía que estar pasando. (vía NME)

El cantante de los Kinks, de ahora 79 años, fue disparado cuando perseguía a unos atracadores que habían intentando robarle a él y a una amiga cuando estaban volviendo a casa después de salir a cenar en Nueva Orleans. Ahora, afirma que, en el momento en el que recibió el balazo, pensó sobre la “desesperación” que tenía que estar motivando al tipo que casi acaba con su vida para delinquir.

«Es difícil hablar de ello. Justo antes de dispararme, parecía asustado y tenía una pistola. Pensaba en el mundo del que venía, en los retos de su vida… es la desesperación más absoluta».

Ray relató la historia en sus memorias de 2013 ‘Americana: The Kinks, The Road and The Perfect Riff‘ y dijo que fue «catártico» escribir sobre ello.

Ahora el músico afirma que “no se sintió como el bueno” cuando reprodujo la escena en su libro, ya que simpatizaba con el pistolero.

Ray y su amiga salían por el Barrio Francés de Nueva Orleans en una noche de enero alrededor de las 20:30 cuando un coche paró y un hombre armado le exigió a la chica que le diera su bolso antes de salir corriendo. En el calor del momento, el cantante empezó perseguir al tipo del arma y al conductor, pero uno de los dos se giró y le disparó alcanzándole en la pierna. El vocalista sería hospitalizado, aunque se recuperó sin dificultad.

Ray y su hermano Dave, ambos de Muswell Hill, en el norte de Londres, formaron The Kinks en los ’60, firmando hits como “All Day and All of the Night”, “You Really Got Me” o “Lola”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *