Robert Fripp (King Crimson) se desnuda y nos enseña todo su mástil en este vídeo: nos ha engañado a todos.

El guitarrista de King Crimson nos muestra su Les Paul en todo su esplendor… ¿y nos invita a su OnlyFans?

Robber Fripp se ha marcado un desnudo integral para anunciar que se ha unido a OnlyFans… aunque en realidad todo era una broma a raíz de que ayer, 1 de abril, era el April Fool’s Day, algo similar al Día de los Inocentes pero en Estados Unidos.

Conocido, además de por su histórica carrera con King Crimson, por sus locos vídeos musicales con su esposa Toyah Willcox, el guitarrista aprovechó la ocasión para subir un nuevo vídeo a YouTube y sus redes sociales. En las imágenes, Fripp aparece completamente desnudo, con nada más que su guitarra cubriendo sus partes nobles. Setado en una escalera, Fripp acaricia el mástil de su Gibson Les Paul y se lame los labios de forma sugerente antes de dejarnos un link a su OnlyFans en pantalla.

En la descripción de su página OnlyFans se lee: «¡Robert se ha unido oficialmente a OnlyFans! Suscríbete ahora para disfrutar de contenidos exclusivos y asombrosos que no sabías que necesitabas…».

Al hacer clic en el enlace, se accede a una página rota, lo que sugiere que Fripp no se ha unido a OnlyFans, y que todo era una broma del April’s Fools.

Evidentemente, ha habido más de un fan en redes que ha reaccionado a esta divertida broma: “Esto sin duda molestará a todos los puristas de King Crimson«, escribió uno en YouTube con emojis de risa, mientras que otro escribió: «WTF!!!! ¡Robert se ha vuelto loco! ¡Llama al médico!«.

En X (antes Twitter), los usuarios parecen tomarse mejor la broma, y algunos la califican como la mejor que han visto este año. Un fan incluso utilizó la portada de ‘In The Court Of The Crimson King’ de King Crimson para expresar su reacción.

Robert pasa de las críticas

Ahora, en una entrevista de 2022 con The Telegraph (vía Louder Sound), el artista se dirigía a los fanáticos descontentos, explicando que, básicamente, no le importa nada lo que piensen:

«Al principio del confinamiento, mi mujer me dio un tutú y un par de sus medias negras y me llevó al final del jardín y me puso el Lago de los Cisnes de Tchaikovsky», cuenta el guitarrista de 76 años al Telegraph. «Mi mujer insiste en que los artistas tienen la responsabilidad de levantar el ánimo de la gente en tiempos difíciles. ¿Lo respeto? Mi respuesta es sí, total y absolutamente».

«Somos muy conscientes de lo que la gente ha vivido durante el confinamiento. Es decir, estar encerrado en un pequeño apartamento mientras tu madre se muere y no puedes ir al funeral. Mi mujer me dijo que si todo lo que hemos hecho en dos años es ayudar a una persona a pasar -un poco mejor- su mal momento, todo habrá valido la pena. Así que no estoy seguro de que eso responda a un criterio de servir a lo más alto de la música, pero para mí es un compromiso real que respeto. Y estoy bastante dispuesto a atarme una guitarra y jugar con un riff clásico para conseguirlo».

«A los 76 años, ¿por qué debería importarme?«, reflexionó Fripp. «Es mi vida»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *