Robert Trujillo (Metallica): “La gente ha encontrado un lugar para ‘St. Anger’ en su corazón”.

El bajista de Metallica defiente el disco que la banda editó en 2003, grabándolo poco antes de su entrada en el grupo

El bajista de Metallica, Robert Trujillo, ha hablado sobre el octavo álbum de la banda de San Francisco, el polémico y divisivo ‘St. Anger‘. El álbum ha cumplido ya 20 años, aunque a día de hoy sigue generando debate entre los fans. En su momento, vendió bien y consiguió entrar en las listas de éxitos, pero fue aplastado tanto por crítica como por fans a raíz de su producción, cruda y garajera, y la ausencia de solos de guitarra.

Trujillo entró a la banda tras una etapa de lo más turbulenta en la que Jason Newsted abandonó el conjunto, justo en los primeros compases de la grabación del álbum. Al final fue el productor Bob Rock el que dejó las líneas de bajo grabadas, algo que, sin embargo, no le acabaría haciéndose ganar un puesto en la banda. De hecho, tras el redondo de 2003, Rock no volvió a trabajar, nunca más, con Metallica.

Ahora, charlando con Metal Hammer, Trujillo ha defendido el disco diciendo lo siguiente: «La mayoría de la gente con la que hablo ha encontrado un lugar en su corazón para ‘St. Anger’. Lo que mola es tocar ‘Dirty Window’ en nuestro set. Con la forma en que tocamos ahora, he encontrado mi lugar en las canciones y un surco para esos temas de ‘St. Anger’, casi como si les hubiéramos dado un lavado de cara.»

Trujillo reconoce, también, que a la banda le cuesta mucho elaborar sus repertorios en directo, pues tienen demasiado donde elegir: «Definitivamente, uno de los mayores retos de esta gira (ndr: ‘M72’, en la que tocan dos conciertos completamente distintos en cada ciudad que visitan) ha sido averiguar cómo va a ser el setlist. Quieres una sensación de aceleración, pero también tener muchos momentos destacados, como ¿cuándo vamos a romper? ¿Dónde vamos a tener un momento para que Kirk y yo improvisemos? Todo es cuestión de ritmo y no es algo que se pueda averiguar en el primer concierto, lleva tiempo. Especialmente cuando ciertas canciones pueden no resonar en Europa tan bien como en casa”.

«Al mismo tiempo, volveremos a por estas tierras el año que viene, así que también queremos darnos tiempo para rehacerlo todo un poco, especialmente con las nuevas canciones, donde alguien podría decir: ‘Sí, hemos escuchado ‘Too Far Gone’… ¿y ahora qué?’. Pero Lars siempre está pensando en el futuro, haciendo sugerencias como: ‘Tenemos que hacer esto, sacar esto del catálogo’ o lo que sea, ¡así que ya veremos! Además, algunos fans vienen a varios conciertos y no quieren repetir, así que hay que atenderlos lo mejor posible. Es un equilibrio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *