Scott Stapp dice que Creed “fue la banda más odiada por lo medios”: “Frustración, enfado, dolor”.

El vocalista de Creed se sincera sobre las críticas que recibió la banda en su primera etapa

En una nueva entrevista con Consequence (vía Blabbermouth.net), Scott Stapp ha sido preguntado sobre si la celebrada reunión que ha realizado Creed ha servido al grupo para reivindicarse frente a las reacciones negativas que el grupo sufrió tras su éxito comercial inicial.

“Para comentar la palabra que acabas de decir, «reivindicación», no tengo tiempo en mi vida ni espacio en mi corazón para pensar nunca en la reivindicación. Así que lo miro todo desde una perspectiva positiva, y no en plan: ‘Jaja, te lo dije’. Yo no soy así. Nunca se me ha pasado por la cabeza”, dijo Stapp.

«Creo que la reacción inicial se debió en parte a volvernos tan grandes tan rápido: ocho números uno consecutivos«, explica. «Estábamos en todas las radios. No podías escapar de nosotros. Creo que la narrativa inicial fue totalmente creada por la élite, los medios de comunicación críticos, el club de los chicos guays, a los que les gustaban los grupos que no vendían muchos discos. Así que era una narrativa que fue generada por ese nicho de los medios de comunicación y luego propagandizada por ahí para hacer creer al público que esa era la voz de la gente”.

“Y mientras se contaba eso, nosotros agotábamos las entradas para varias noches en estadios, sacábamos discos de diamante y teníamos gente en cola para comprar nuestras entradas. Así que [el odio] ni siquiera se alineó en absoluto con las masas. De nuevo, era una narrativa generada por los medios. Y una vez que eso sale a la luz y se impone, siempre habrá marginados de ambos lados, pero no representaba a la gente, y Creed siempre ha sido una banda popular. Y eso es lo que significó tanto para nosotros, los premios y el reconocimiento que obtuvimos que la gente eligió, y que los números dijeron, y que las entradas de los conciertos dijeron. Así que esa es mi perspectiva, desde la distancia, pero en aquel momento nos pilló a todos desprevenidos. No lo entendíamos porque pasamos de estar en la portada de revistas que decían ‘Creed es el salvador del rock’n’roll’ a ser de repente el grupo más odiado por los medios, no por el público, sino por los medios. Así que fue como decir: ‘Oye, esto no encaja con nuestro sueño de rock and roll. ¿Qué está pasando?’”.

«Siendo tan jóvenes, por supuesto que hubo algo de frustración, rabia y dolor», admitió Stapp. «Pero ahora que estamos donde estamos, sabemos que eso es lo que hay. Forma parte del proceso. Quiero decir, pasa en los deportes profesionales. Mark Tremonti y yo estábamos haciendo una entrevista el otro día, y él estaba hablando de cómo esto ha sucedido con LeBron James. Ha pasado de ser King James a ser odiado. Es uno de los jugadores más odiados de la liga, y todo por lo dominante y exitoso que es. Así que es normal. Viene con el territorio, y ser más maduro y mayor ahora. Lo único que importa son los fans, y lo único que importa es aprovechar la positividad y tratar de cumplir con nuestros seguidores cada noche y centrarse en lo que es bueno, y dejar que todo eso pase. Ya no duele».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *