Sharon Osbourne reniega de la cirugía estética tras su último lifting: “Parecía un cíclope”.

La mánager y esposa de Ozzy Osborune no volverá a someterse a cirugía estética

La cirugía estética en exceso te puede dejar la cara o el cuerpo hechos una verdadera desgracia. Para Sharon Osbourne, mánager y esposa de Ozzy Osbourne, el lifting que se hizo 2021 le hizo darse cuenta de esto. Según declara la empresaria a The Times Of London (vía Blabbermouth.net), su última intervención la dejó “como un cíclope”.

«Tenía un ojo aquí y otro allá y la boca toda torcida, y luego tuve que esperar a que se curara para poder volver y que me lo corrigieran”, expresa, decepcionada, Sharon.

Y claro, esto llevó a reflexionar a Sharon sobre los motivos por los que se estaba sometiendo a todos estos procedimientos a todas luces innecesarios: Vanidad. Ego. ‘Oh, estás estupenda para tu edad’. Pero sé cómo soy realmente. Cuando me miro en el espejo, veo mi verdadero yo».

Según Sharon, este liting que se hizo en 2021, “es lo peor que he hecho en mi vida”.

En abril de 2022, Sharon ya había hablado sobre este traumático procedimiento: «Me hice un lifting completo en octubre y parecía una de esas putas momias que envuelven con vendas. Me dolió muchísimo. No tienes ni idea. Te digo que fue horrible. Le dije al cirujano: ‘Tienes que estar de broma’. Un ojo era diferente al otro. Parecía un maldito cíclope. Estaba en plan: ‘Ahora todo lo que necesito es una joroba’”.

Ozzy, que celebró su 40º aniversario de bodas con Sharon aquel julio, apoyó a su esposa para arreglar aquel desastre. “Me dijo: ‘No me importa lo que coste, lo volveremos a hacer’”. Ahora, Sharon afirmó entonces que su cara “se estaba acostumbrando” a aquella nueva imagen.

En 2019, Sharon ya compartió sus miedos respecto a la cirugía estética. “Claro, porque podrías despertarte y parecerte a cíclope, nunca se sabe«, dijo. «Me sometí a una operación en la que me levantaron la boca, y luego, durante la primera semana, no podía sentirla. Apenas puedo sentir mi boca ahora, para ser honesta«.

“No podía encontrar mi boca. Se me entumecía. Estaba en recostada y parecía Elvis Presley. Y todos los niños y Ozzy decían: ‘¿Por qué me gruñes?’ Yo decía: ‘No estoy gruñendo. No estoy haciendo nada'».

En agosto de 2019, Sharon se sometió a un lifting que duró 13 horas. «Me hice el cuello, la papada. Me tiraron de la parte superior de la cabeza… pero lo levantaron todo. De esta manera se me ve más fresca».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *